Joselito El Gallo, un genio dentro y fuera de los ruedos

Artículo publicado por la “Agenda Taurina 2020″, que este año cumple su 26º aniversario.

 

Joselito El Gallo, un genio dentro y fuera de los ruedos

La vida de Joselito El Gallo fue sólo el Toro. Si hacemos un balance de su entorno familiar cercano, conoceremos que su padre fue torero, sus dos hermanos toreros. Fernando, que pasa por ser el ideólogo de las suertes y quites de José. El genial Rafael, al que recuerdo de niño sentado en el sillón de su dormitorio de la casa familiar de la calle O´Donnell de Sevilla, siempre impecablemente vestido y con su sombrero de ala ancha fuese la hora que fuese, y del que en casa se contaban infinidad de anécdotas de sus peculiaridades. Pero que es que sus tres hermanas se casaron con toreros: Gabriela con El Cuco, Trinidad con Manuel Martín Vázquez y Dolores con Ignacio Sánchez Mejías. Con este entorno ya se pueden imaginar cual era el universo familiar de José.

2020 Agenda 1_optPor lo que sabemos, su madre, la “Señá” Gabriela, ejercía de matriarca desde la prematura desaparición de la figura paterna, pero el protector de la familia fue José, que desde muy pequeño empezó a ganar dinero y a sacar a toda la familia de sus necesidades. Sirva de ejemplo que el Cortijo Pino Montano, fue adquirido originalmente por su hermano Rafael, pero debido a su pródiga manera de administrar, lo perdió, recuperándolo para todos, José. En la escritura de compra, figura como tutora la “Señá” Gabriela que lo adquiere en nombre de su hijo José, aun menor de edad para estos negocios.

Fuera de la familia, la vida de José también fue sólo el Toro. He escuchado al profesor D. Andrés Amorós decir que fue el primer torero integral, el primero que le hizo todas las suertes a todos los toros. Fue el primero que intuyó el cambio de tendencia del gusto de los públicos hacía una faena más artística. Una faena que pasara de ser una suerte para dominar a un toro indómito y poder matarlo, a crear el arte de la lidia. Fue el primero que intentó hacer con algo de regularidad el toreo en redondo, que ya habían empezado Lagartijo y El Guerra y que después seguiría Chicuelo y perfeccionaría Manolete. Pero para eso se necesitaba un tipo de toro distinto a la fiera indómita, mansa la mayoría de las veces, y con un genio infernal, que salía regularmente por los chiqueros entonces. Y de ahí viene su revolución fuera de los ruedos.

Durante la Edad de Oro se lleva a cabo la mayor revolución genética que se ha producido nunca en el mundo del Toro. Con Gallito, y por su recomendación, se generalizan los tentaderos, y se establece la genealogía. En muchas ganaderías hasta entonces se soltaban varios sementales a las vacas, de forma que sólo se conocía con certeza quien era la madre. Gallito va abandonando los encastes menos proclives a las nuevas faenas que iban pidiendo los públicos, y fomentando líneas más bravas. Pero como murió tan joven y como tuvo tan poca percha literaria, el que pasa por el inventor del toreo moderno es Juan Belmonte. Si ustedes le preguntan a cualquier aficionado joven que quien revolucionó el torero, le contestarán en gran número de ellos, que fue Belmonte. Estos aficionados se han leído la extraordinaria y maravillosa novela de Chaves Nogales y se la han creído entera, cuando la verdadera biblia para conocer esta historia es la que escribió Paco Aguado, “El Rey de los Toreros, Joselito El Gallo”. Belmonte, al que no quito ninguno de sus méritos, hacía siempre el toreo en ochos, natural y de pecho. Mientras José, que ya he dicho hacía todas las suertes, intentaba, además, hacer el toreo en redondo, siempre que podía.

2020 Agenda 2_optPero es que su aportación a la tauromaquia moderna no se quedó en esa histórica revolución genética. Él creó la figura del apoderado tal como ahora la conocemos, porque antes casi era un administrador, y creó la figura del personal de confianza que iba por las ganaderías viendo la evolución del ganado, el actual veedor. En aquellos tiempos se decía que nada se movía en el mundo del Toro, no ya sin que lo supiera José, sino sin que lo hubiera mandado. Pero no contento con todo esto, quiso cambiar la Fiesta desde sus más profundas raíces, las económicas, con la promoción y construcción de las plazas de toros monumentales. Los toros eran entonces, y son ahora, un espectáculo caro, y las entradas inalcanzables para las clases obreras. Recuerden los viejos videos del personal empeñando los colchones para pagar su localidad. Para cambiar esta situación tuvo la idea de construir plazas de toros con capacidad para más de 25.000 personas, en aquellas ciudades que lo permitieran, para poder vender entradas mucho más baratas sin que el cargo total en taquilla se viera perjudicado. Todos ganaban, el público menos pudiente que podía asistir a los toros por un precio asequible, los toreros podían seguir cobrando lo mismo, cuando no más, y los empresarios. Como fue un adelantado en todo, con apenas 16 años ya intuyó esta solución y ya empieza a hablar y a fomentar la construcción de las plazas de toros monumentales.

Y en ese sentido, es recomendable la lectura de un reciente libro “Plaza de Toros Monumental de Sevilla, la Dignidad de un Proyecto”, escrito por miembros de un despacho de arquitectos, Julio y Fidel Carrasco y Carmen del Castillo, donde demuestran, frente a lo que nos habían hecho creer como verdad oficial, que la plaza de Toros Monumental de Sevilla estaba perfectamente construida. Con ese proyecto José se tuvo que enfrentar a la alta sociedad sevillana, ya que aforaba el doble de La Maestranza y entraba en competencia directa con la misma. La historia ya la saben, a la muerte de Gallito, la plaza se abandonó y después se demolió. Pero queda el legado de sus otras plazas monumentales. Madrid, gracias a la cual varias generaciones de jóvenes se han hecho aficionados al poder asistir a un espectáculo barato, Pamplona y, la ahora desgraciadamente sin uso, Barcelona.

2020 Agenda 3_optTambién le he oído decir al profesor Amorós, que a todos los toreros que le ha preguntado, han contestado que eran de Gallito, mientras que todos los escritores contestaban que de Belmonte. Cuando me preguntan por Gallito cuento algo parecido a esto que dejo escrito, y recomiendo leer más historia y menos novela.

Ignacio Sánchez-Mejías Herrero

El Puerto de Santa María. 2019

@isanchezmejias

Creado en General | Dejar un comentario

Gallito fuera de los ruedos

Los amigos del Círculo Taurino de Ronda me pidieron este verano un artículo de Joselito “El Gallo” para su revista, y me salió esto.

 

Gallito fuera de los ruedos

 

2019 CTR 1_optJoselito el Gallo fue el primer torero que intuyó el cambio de tendencia del gusto de los públicos hacía una faena más artística. Una faena que pasara de ser una suerte para dominar a un toro indómito y poder matarlo, a crear el arte de la lidia. Fue el primero que intentó hacer con algo de regularidad el toreo en redondo, que ya habían empezado Lagartijo y El Guerra y que después seguiría Chicuelo y perfeccionaría Manolete. Pero para eso se necesitaba un tipo de toro distinto a la fiera indómita, mansa la mayoría de las veces, y con un genio infernal, que salía regularmente por los chiqueros entonces. Y por ahí empieza su revolución fuera de los ruedos.

Durante la Edad de Oro se lleva a cabo la mayor revolución genética que se ha producido nunca en el mundo del Toro. Con Gallito, y por su recomendación, se generalizan los tentaderos, y se establece la genealogía. En muchas ganaderías hasta entonces se soltaban varios sementales a las vacas, de forma que sólo se conocía con certeza quien era la madre. Gallito va abandonando los encastes menos proclives a las nuevas faenas que iban pidiendo los públicos, y fomentando líneas más bravas.

Pero es que su aportación a la tauromaquia moderna no se quedó en esa histórica revolución genética. Él creó la figura del apoderado tal como ahora la conocemos, porque antes casi era un administrador, y creó la figura del personal de confianza que iba por las ganaderías viendo la evolución del ganado, el actual veedor. Pero no contento con todo esto, quiso cambiar la Fiesta desde sus más profundas raíces, las económicas, con la promoción y construcción de las plazas de toros monumentales. Los toros eran entonces, y son ahora, un espectáculo caro, y las entradas inalcanzables para las clases obreras. Recuerden los viejos videos del personal empeñando los colchones para pagar su localidad. Para cambiar esta situación tuvo la idea de construir plazas de toros con capacidad para más de 25.000 personas, en aquellas ciudades que lo permitieran, para poder vender entradas mucho más baratas sin que el cargo total en taquilla se viera perjudicado. Todos ganaban, el público menos pudiente que podía asistir a los toros por un precio asequible, los toreros podían seguir cobrando lo mismo, cuando no más, y los empresarios. Como fue un adelantado en todo, con apenas 16 años ya intuyó esta solución y ya empieza a hablar y a fomentar la construcción de las plazas de toros monumentales.

2019 CTR 2_optEn ese sentido, es recomendable la lectura de un reciente libro “Plaza de Toros Monumental de Sevilla, la Dignidad de un Proyecto”, escrito por miembros de un despacho de arquitectos, Julio y Fidel Carrasco y Carmen del Castillo, donde demuestran, frente a lo que nos habían hecho creer como verdad oficial, que la plaza de Toros Monumental de Sevilla estaba perfectamente construida. Con ese proyecto José se tuvo que enfrentar a la alta sociedad sevillana, ya que aforaba el doble de La Maestranza y entraba en competencia directa con la misma. La historia ya la saben, a la muerte de Gallito, la plaza se abandonó y después se demolió. Pero queda el legado de sus otras plazas monumentales. Madrid, gracias a la cual varias generaciones de jóvenes se han hecho aficionados al poder asistir a un espectáculo barato, Pamplona y, la ahora desgraciadamente sin uso, Barcelona.

En aquellos tiempos se decía que nada se movía en el mundo del Toro, ni dentro ni fuera de las plazas, no ya sin que lo supiera José, sino sin que lo hubiera mandado el Rey de los Toreros.

 Ignacio Sánchez-Mejías Herrero

Agosto 2019

@isanchezmejias

Creado en General | Dejar un comentario

El primer toro lidiado en la Monumental de Sevilla

Del libro Plaza de Toros Monumental de Sevilla, la Dignidad de un Proyecto

Del libro Plaza de Toros Monumental de Sevilla, la Dignidad de un Proyecto

La inauguración de la plaza de toros Monumental de Sevilla tuvo lugar el 6 de junio de 1918. El cartel: toros de Contreras, para Gallito, Posada y Fortuna. El primer toro se llamaba “Vallehermoso”, negro, con el nº 48, y cuentan las crónicas que Gallito le “da primeramente dos verónicas superiores, apretadísimas y ceñidas, y después tres más idénticas, templando superiormente. Termina con un magnífico recorte a media verónica”. El toro tomó cuatro varas, derribando tres veces al caballo, y matando a uno de ellos, y desmontando la otra al picador. Gallito hizo varios quites. La faena fue entre los mismos pitones, sujetando a un animal que salía suelto. Faena de torero valiente, inteligente y dominador. Pinchazo y media sin puntilla. Oreja.

Foto cedida por D. Fidel Carrasco

Foto. Detalles de la lidia del toro cedida por D. Fidel Carrasco

Presentado el animal, la semana pasada nos enteramos que existía la cabeza del mismo disecada, propiedad del Cortijo El Esparragal, y tuvimos ocasión de ir a ver cómo la restauraban, en las instalaciones de Venegas Taxidermia en la cercana localidad de Villanueva del Ariscal. Nos contaron que había estado durante muchos años en el citado cortijo a la intemperie, y que estaba muy deteriorada. Tiene la particularidad de que lo disecaron con la boca abierta, la lengua visible, la espada con la media estocada y chorreones de sangre por los costados, en el momento previo a la muerte. Debido al avanzado deterioro la había llevado a restaurar.

5El equipo del taxidermista nos explicó que la restauración sobre la pieza original era imposible. Que tantísimos años a la intemperie le habían pasado factura, incluso habían anidado avispas dentro de la boca. Tan solo la cornamenta era aprovechable. La mejor solución ha sido sacar una copia exacta de la forma y tamaño de la cabeza, trabajar sobre ella y mantener la cornamenta original y la espada, también restaurada. Hay que valorar el trabajo de este equipo, porque el resultado se vislumbra magnífico.

3Cuando esté terminado, y en su nueva ubicación, el propietario quiere incorporar, además de la clásica metopa original, que existía, algún otro elemento informativo de este toro histórico, como el cartel del día, fotos del toro o crónicas de la tarde. Será una oportunidad magnífica para volverlo a ver.

@isanchezmejias

Creado en General | Dejar un comentario

Ignacio Sánchez Mejías, un hombre excesivo

Los aficionados del Club Taurino de Pamplona, me pidieron una colaboración para su revista, sobre Ignacio Sánchez Mejías, para conmemorar el centenario de su alternativa. Ciertamente, casi ningún homenaje ha habido de esta efeméride, de forma que antes de que acabe el año, quiero dejar constancia del artículo que se publicó este verano en su revista.

Ignacio Sánchez Mejías, un hombre excesivo

Este año 2019, se conmemora el centenario de la alternativa del diestro Ignacio Sánchez Mejías. Ésta tuvo lugar en la plaza de toros de Barcelona, el 16 de marzo de 1919, con toros de Vicente Martínez. El padrino fue nada menos que José Gómez Ortega, Gallito, El Rey de los toreros, y el testigo nada menos que Juan Belmonte. Este fue el mejor cartel que se pudo componer en la Edad de Oro del Toreo. Al toro de su alternativa, “Buñolero”, le cortó Ignacio la oreja. Pero vayamos por partes.

2019 Pamplobna 1Ignacio Sánchez Mejías, nació el 6 de junio de 1891, y fue de los pequeños de una familia muy numerosa. Su padre, mi bisabuelo Pepe, médico, hijo a su vez de médico, y su madre, la bisabuela Salud, una mujer de carácter. El nacimiento tuvo lugar en la entonces casa familiar, en la calle de La Palma, en el entorno de la Alameda de Hércules. Era una familia acomodada, ya que el padre no sólo atendía lo público como médico del Ayuntamiento y de la Beneficencia, sino que tenía prestigio para atender a las familias pudientes de Sevilla.

La educación en la casa, con tantos hermanos era espartana, e Ignacio pronto destacó por su inquietud e indisciplina. Se escapaba del colegio y lo tenían que traer los guardias de vuelta a casa, de donde se volvía a escapar. En ese entorno conoce a Joselito el Gallo, juegan a los toros y entrenan, en la huerta del padre de Ignacio, llamada del Lavadero, en terrenos de El Alamillo. El padre quería que fuera médico y él le decía que iba bien en los estudios y que incluso ya lo dejaban hacer algunas prácticas médicas, pero la realidad es que tenía los estudios muy abandonados y no había acabado ni el bachillerato.

Cuando la situación no pudo sostenerse más, y llevado por su afán de aventura, se embarca en Cádiz, con 17 años, de polizón con “El Cuco”, en el trasatlántico Manuel Calvo, pensando que el destino era México. Pero el destino fue Nueva York, además los descubren durante la travesía, y al llegar a Estados Unidos, los toman por delincuentes y los encierran. Gracias a las gestiones de un hermano de Ignacio, Aurelio, que por entonces estaba en México, logran que los embarquen para ese país. Llegado a México, se coloca de empleado en la plaza de toros de Morelia y allí empezaría su vida taurina.

En 1910, con 18 años debuta como banderillero en Morelia, con la cuadrilla de Fermín Muñoz “Corchaito”, con el que viene a España y vuelve a México, en donde debuta como novillero un año después, alternando con sus actuaciones como banderillero. En 1913 se presenta en Madrid de novillero, donde ya destaca por su valor. En 1914, por fin se presenta en Sevilla, ante la familia y amigos con mucho ambiente ya. Pero es herido de extrema gravedad, con la femoral muy afectada, casi pierde la vida delante de su padre que bajó a la enfermería. A raíz del percance y debido a la perdida de facultades vuelve de subalterno, ya de categoría, en las cuadrillas de las figuras Rafael El Gallo, Belmonte y Gallito, con el que estuvo tres años y aprendió el oficio, siendo su modelo y su maestro. Al final de la temporada 1916, el maestro de los críticos taurino, Gregorio Corrochano escribió esto en ABC: “Sánchez Mejías, que está a la cabeza de los peones por lo activo y oportuno de la brega, está también a la cabeza de los banderilleros”. La característica de Ignacio como torero era “llegar”, y en todo lo que emprendía quería llegar a ser el primero.

2019 Pamplona 2Fue una figura del toreo. El año que muerte Gallito en Talavera, acabó como número uno del escalafón en número de festejos. Se retiró en el año 1922, volvió en el 24 y se volvió a retirar en el 27, con 36 años. A todo esto, con algunas escapadas a América donde tenía un extraordinario cartel. Como torero destacó por su valor. Otro crítico, Don Ventura, escribió lo siguiente en el año de su alternativa “Este torero ha traído algo nuevo a la fiesta de los toros: la exageración del riesgo. O más aún: la creación del peligro. Una y otra tarde se ha complacido en llevar a los astados a los terrenos más difíciles, para exponer más y más. Y cuando no podía haber emoción, la ha creado él. La ha buscado él. Ha procurado que la hubiera, inventando el peligro”. A la historia del toreo pasó como torero valiente y en El Cossío, podemos encontrar lo siguiente: “La valentía más auténtica y sobrecogedora que nunca se haya exhibido en los ruedos. El valor de Sánchez Mejías superaba el concepto de que tal cualidad moral podamos tener. No era sólo desprecio absoluto del riesgo, sino que daba la impresión de ignorancia total del peligro”. Habla de la valentía más auténtica de la historia del toreo.

En el toreo también destacó en otra cosa, su lucha contra todos los estamentos taurinos. Contra sus propios compañeros, son famosas sus peleas con Gaona en México, donde llegó provocándolo. Gaona había publicado que él se podía comparar con Gallito, e Ignacio cuando llegó a México exigió al director que publicara: Yo soy mejor torero que Gaona y sólo pude ser banderillero de Gallito. Se pueden imaginar el ambiente de esas corridas, donde corrió la sangre de Ignacio más de una vez. Pero también estuvo en guerra con la crítica taurina, son famosas sus peleas con “Galerín” y “D. Criterio” a los que rebatía en sus propios periódicos por medio de escritos suyos. También estuvo en guerra con los empresarios. Como presidente de la Unión de Toreros se opuso con vehemencia a los topes salariales que éstos querían imponer. Tanto que muchos empresarios, incluido el de Sevilla, D. José Salgueiro, lo vetaron en sus plazas. Es conocida la anécdota de que vetado, bajó a la arena en una corrida de Feria, de acuerdo con el matador Martín Agüero, y le puso banderillas a uno de sus toros. Pasó por el lado de Salgueiro y le dijo que él toreaba en Sevilla cuando quería. Un provocador, pero que después cortaba las orejas.

Se casa en 1915 con Lola, hermana de su maestro Joselito. El paso de amigo de José y novio de Lola, no fue bien acogido, y sus relaciones con la “señá Gabriela”, madre de los gallos, tampoco fue buena. Su mujer, Dolores Gómez Ortega es un personaje clave en la vida en Pino Montano, la casa familiar, y en mantener la familia siempre unida. Al torero la vida familiar se le fue quedando pequeña porque tenía otras inquietudes.

Siendo un hombre muy atractivo, tiene documentadas varias aventuras, algunas amantes y una querida, pero nunca llegó a romper la familia. La vida matrimonial no duró mucho. Lola lo echó del dormitorio, lo cerró con dos candados y nunca más lo volvió a dejar entrar. Búscate lo que quieras por ahí, porque aquí no entras más, le dijo. Y lo cumplió.

Ignacio destacó por su vida social. Allí donde estaba se hacía el centro de la vida social de la localidad. Cuando iba a México y o Lima, alquilaba una casa y allí se daban las fiestas y se reunían los personajes locales y visitantes. Fueron famosas las fiestas en Pino Montano, donde acudieron personas de todo tipo.

2019 Pamplona 3En aquellos tiempos de vanguardia, cuando empezaban los “sportman”, Ignacio tuvo tiempo para todo. Jugador de polo, practicante de boxeo, automovilista, piloto de aviación, fue el primero en ir a torear en avión desde un pequeño aeródromo montado cerca de Pino Montano. Tenemos fotos de acoso y derribo desde un coche, actor de cine, practicante de deportes de invierno, futbolista, etc.

También tuvo muchas inquietudes sociales, Fue presidente del Real Betis, con el que inició los fichajes de jugadores vascos, relación que llega hasta hoy día. Puso los cimientos para lograr el primer y único título de liga de tenemos. Presidente de la Cruz Roja de Sevilla. Conferenciante en Nueva York, en la Universidad de Columbia, invitado por García Lorca. Promotor de un aeropuerto en Sevilla. Empresario. También se publicó que estaba propuesto para Gobernador Civil por la Republica. No sabemos cómo tenía tiempo para hacer todo eso y, además hacerlo bien.

Como inquietudes artísticas, podemos citar su amor por el flamenco, destacando su debilidad por el cantaor Manuel Torre. También fue promotor del espectáculo “Las Calles de Cádiz”, junto con su amante “La Argentinita” y su amigo García Lorca. Un espectáculo flamenco que se elevó por primera vez de categoría, para competir con la ópera y el ballet.

Pero sobre todo destacó por su obra literaria. Empezó con escritos costumbristas y taurinos que fueron publicados en periódicos. Y también publicada en el periódica La Unión, las crónicas de sus propias corridas de toros. Tiene escritas cuatro obras teatrales y estrenados dos. Sin Razón, la primera aproximación a Freud de la literatura española, no se nos olviden las vanguardias de entonces, estrenada en Madrid por la compañía de Fernando Díaz de Mendoza y María Guerrero. Y Zaya, estrenada en Santander, en presencia del Rey. También tiene escrita una novela y poesía.

Conocido como mecenas de la Generación del 27. Ideó y organizo, junto con D. José María Romero Martínez, ateneísta, los actos de tricentenario de Góngora en Sevilla, que dieron lugar a la Generación del 27. Fue el artífice de convencer a sus jóvenes amigos vanguardistas de Madrid para venir a Sevilla. Las fiestas que se organizaron en Pino Montano se quedaron en el recuerdo de todos los poetas.

Tuvo amigos de todo tipo y condición, desde el Rey al Presidente de la República, pasando por el General Sanjurjo al que acompañó a la cárcel y despidió en el exilio.

Volvió a los toros en 1934, con 43 años, para que el hijo, que quería ser torero, no lo fuera. En una entrevista dijo que si tenía que entrar un cuerpo destrozado en Pino Montano que fuera el suyo, que su mujer ya ha sufrido demasiado. Desgraciadamente, a los pocos festejos, fue herido de gravedad en Manzanares, no quiso ser operado allí, y murió en Madrid dos días después de gangrena gaseosa.

Varios de sus amigos del 27 le escribieron poesías, como Miguel Hernández y Alberti, pero el poema de Federico García Lorca, Llanto por la muerte de Ignacio Sánchez Mejías, que pasa por ser la mejor elegía en lengua española, lo hizo inmortal. Tan inmortal como figura literaria que lo ha minimizado como torero y como persona, con toda la historia que tiene detrás.

Sirvan estas letras para reivindicar su persona y también para darle la razón a Federico cuando escribió:

Tardará mucho en nacer, si es que nace

Un andaluz tan claro, tan rico de aventuras

 

 

Ignacio Sánchez-Mejías Herrero

Sevilla 2019

@isanchezmejias

Creado en General | Etiquetada | Dejar un comentario

Éxito del festival por una buena causa

.

El festival taurino a beneficio de la asistencia social de las hermandades del Baratillo y la Esperanza de Triana, ha sido un éxito de público, con lleno en la plaza de toros de La Maestranza. Organizar un festival en Sevilla en esta fecha no es nada fácil, por ello queremos felicitar a todos sus responsables, en la figura del Sr. Moeckel y a todos los aficionados taurinos por el apoyo prestado. Antes de romper el paseíllo, y por el Día de Hispanidad, se escuchó el Himno Nacional con el público puesto en pie.

Suena el Himno Nacional antes de romper el paseíllo

Suena el Himno Nacional antes de romper el paseíllo

Los toros de Cuvillo han mostrado distintas características y posibilidades, destacando el noble segundo y con más carbón tercero y cuarto. Morante sorteó (porque hubo sorteo) un primero basto y remiso. Apuntó detalles del empaque y la torería que atesora, pero no disparó. Estocada, ovación y saludos. El noble segundo se desplazaba con clase, pero Perera le hizo su faena encimista acortando los viajes. Estocada trasera y dos orejas. El toro fue ovacionado en el arrastre. Es tercero, para Cayetano salió encastado y respondón. Faena muy del torero, rematada con un espadazo que necesitó descabello. Ovación y saludos. Pablo Aguado fue obligado a salir a saludar al tercio antes de que su toro saliera de chiqueros, cosa rara. Pareció que el público le decía, “hemos venido a verte”. Dejó patente su personalidad, con unas verónicas de lujo y unos naturales suaves, pero la cosa no acabó de romper y la gente terminó algo decepcionada. Estocada baja, ovación y saludos. Se estrenó su pasodoble. Un poco raro me pareció, pero no me hagan caso, que no tengo oído musical.

El novillero Jaime González-Écija, lidió un novillo de López Gibaja. Estuvo muy voluntarioso, pero alargó en demasía el trasteo. Estocada corta, petición y vuelta

Abrió plaza el rejoneador Diego Ventura, pero si poco sé de toros, de rejoneo sé menos, ni siquiera para opinar.

@isanchezmejias

Creado en General | Etiquetada , , , , | Dejar un comentario

Los toros de Daniel Ruiz se cargan la última corrida de Sevilla

.

A la última corrida de toros de la temporada sevillana acudimos con la misma ilusión que a la primera. Los aficionados somos “inasequibles al desaliento”, y de eso se aprovechan los taurinos. Pero nuestro gozo en un pozo, fracaso total. Los toros de Daniel Ruiz, algunos destartalados, sin cuello, sin casta ni raza y alguno manso, se cargaron el festejo. Sólo el lote de Ángel Jiménez, primero y último, tuvieron posibilidades. El medio, el vacío total.

Foto. Arjona para aplausos.es

Foto. Arjona para aplausos.es

Morante de la Pueblo, vestía un terno celeste y azabache, inspirado en los de Joselito El Gallo. Como casi toda la temporada, tuvo mala suerte en el sorteo. Esto de la eterna mala suerte de Morante es algo estadísticamente injustificable, de modo que habrá que buscarle otras razones, como que obliga mucho a los toros con el capote. Pero esta tarde nada, eran malos per se. Su primero se quedaba corto y era soso. Algún detalle torero en la faena, pinchazo y estocada corta. Su segundo imposible. “Importante” se llamaba, pero lo que tenía importante era su mansedumbre, descastado y sin fuerzas. Desesperante. Morante le hizo lo que se merecía, la faena del sanseacabó, dos pases y a matar.

El tercero pegaba cabezazos y tenía las fuerzas justas. Tan malo fue que no le sirvió ni a un torero tan poderoso como El Juli. El quinto desarrolló sentido, también sin fuerzas ni recorrido. Una prenda. Después de entrar a matar le echó mano al torero, prendiéndolo por el glúteo de fea manera. Menos mal que la cosa no pasó del susto y de una pequeña herida en la frente. Al terminar el festejo pasó a la enfermería. Esperemos que no sea nada.

Como decía, el lote se lo llevó Ángel Jiménez. El de su alternativa le enganchó mucho la muleta en la primera parte de la faena, que fue a más. Le tocaron la música en la séptima tanda. Pinchazo y estocada baja, leve petición y vuelta. El en último, ya con la gente deprimida, salió a por todas, y se fue a porta gayola. La faena fue algo forzada. Mató de estocada trasera y tendida y el toro tardó en caer cinco minutos, con aviso incluido. Le dieron una oreja que no nos hizo olvidar el fracaso de la tarde.

@isanchezmejias

Creado en General | Etiquetada , , , | Dejar un comentario

Espectáculo taurino musical

 

La tarde era a priori de Ponce por su reaparición tras la lesión de rodilla. El público cariñoso con él, le hizo saludar al romper el paseo. Antes primera cosa rara. Los toreros se paran como para un minuto de silencio, nos ponemos en pie, y por los micrófonos lanzan una especie de soflama en favor de la Fiesta de la que no se entera nadie. Aplausos y vivas.

Lo mejor de la tarde, los toreros a hombros de la juventud

Lo mejor de la tarde, los toreros a hombros de la juventud

Magnífica entrada en El Puerto, con lleno en el sol y casi lleno en la sobra. Vaya por delante que Juan Pedro ha echado una buena corrida de toros, con la excepción del manso quinto y del remiso segundo, los demás bravos, con fijeza y duración y alguno con el carbón necesario para apreciar el mérito de los toreros.

El primero de Ponce empujó de bravo en el puyazo que tomó y aguantó una larga y técnica faena, que estropeó de un infame bajonazo entrando en la suerte contraria. Durante esta faena sonó, a petición del torero, la banda sonora de la película La Misión, un de las cumbres de Morricone, dicen los entendidos. Pero que estará muy bien para la butaca y espectáculo del cine no para una faena de muleta, ya que con su tristeza estuvo a punto de estropearla. Pero no contento con esto, en su segundo hizo sonar el Concierto de Aranjuez del Maestro Rodrigo. Ni esto, ni la forma tan descarada de forzar el indulto pueden tapar la rotunda faena de Ponce, que toreó a placer el magnífico juanpedro. Ponce desatado como nunca. Como al toro apenas si lo picaron, porque en el único puyacito le cogió los pechos al caballo y ahí se acabó la suerte de varas, no podemos decir que el indulto sea merecido. Esta moda de echar a los públicos encima de los presidentes no me gusta.

El capote de Morante quedó inédito en el segundo. El toro fue remiso y algo enterado, pero Morante le buscó las vueltas y acabó haciendo una faena meritoria con dos o tres detalles de toreo caro en los remates. Pinchó. El quinto fue manso. Entró cuatro o cinco veces al caballo y de todas salió huyendo al sentir la puya. Morante abrevió, tres machetazos y sanseacabó. Mala suerte. Tendrá que ser a la próxima.

Manzanares dejo sin picar, literalmente, al tercero. Derribó por los pechos al caballo antes de que le metieran las cuerdas, y pidió el cambio. Ni sangre tenia. En la faena, marca de la casa, se le subió a las barbas por el izquierdo, porque el toro fue encastado. Estoconazo de los suyos y oreja. En la faena a su segundo sonó Orobroy de Dorantes, la música del programa Toros para Todos, pero no se crean, con su teclado y sus palmeros y todo. Lo dicho, un espectáculo taurino musical. Otra faena de su estilo, bajonazo al encuentro y otra oreja para salir a hombros con Ponce en medio de una pandilla de niños y jóvenes. Buen broche de oro.

Hasta ahora habíamos visto festejos donde los toreros llevaban sus toros debajo del brazo, pero es que ahora llevan las partituras, y bien raras, por cierto. Deben ser los nuevos tiempos. Para una plaza de toros prefiero pasodobles como “Gallito” y “Manolete” y si me apuran hasta el infame “Paquito el Chocolatero”, pero no esta música de culto. Así van a acabar por incluir las piezas musicales en los programas de mano.

@isanchezmejias

Creado en General | Etiquetada , , , | Dejar un comentario

Premio Tertulia Los 40

Premio Tertulia Los 40 de 2019

El casino más antiguo de Sevilla, la Tertulia Los 40, otorga anualmente el premio al toro más bravo, o mejor toro de la Feria, incluyendo el Domingo de Resurrección. El jurado lo preside el que lo es del  Casino, D. Igancio Sánchez-Ibarguen, y lo forman los ganaderos D. Antonio Navarro y D. José Benítez-Cubero, el apoderado D. Rafael Moreno, el rejoneador D. Javier Buendía, el matador D. Tomás Capuzano y servidor.

1B318D07-38C0-4B99-9A0A-4EF18312BFDCLa deliberación la hacemos en la sede del casino, hablando de toros hasta que nos ponemos de acuerdo, o convencemos, o nos dejamos convencer. Rara vez hemos tenido que recurrir a una votación, sólo recuerdo una vez. Este año, después de hacer constar nuestro sentido homenaje por el reciente fallecimiento del ganadero D. Fernando Domecq, comentamos el alto nivel de varios toros en la Feria, y de una mejora en la presentación, más acorde con el “toro de Sevilla”. Se habló de toros de las ganaderías de Torrestrella, de Garcigrande, de Jandilla y de Fuente Ymbro, pero, al final, convinimos en darle el premio al toro “Aperador” de la ganadería de Santiago Domecq, herrado con el número 31, colorado, lidiado por Miguel Ángel Perera, que le cortó una oreja, siendo el toro premiado con la vuelta al ruedo. Un toro que siempre fue a más.

El premio se entregará, como es tradicional, en la caseta de feria del Casino, el día del “pescaíto” del año que viene.

@isanchezmejias

Creado en General | Dejar un comentario

Miura y sanseacabó

Miura y sanseacabó

La corrida de Miura cierra tradicionalmente la Feria de Sevilla, y los aficionados no lo entenderíamos otra forma. En un año del chantaje del G5 se trasladó al Domingo de Resurrección, ante la ausencia de otros alicientes para el cartel estrella de la temporada, pero volvió a su sitio al año siguiente. Desde que tenemos el formato de feria de “sábado a sábado”, el tradicional domingo de Miura ha perdido su sabor, en el sentido de que cuando era domingo de feria, venían muchas personas de las localidades limítrofes a echar la mañana en la feria y la tarde de miuras. A pesar de ello, mantiene el caché y la entrada no ha sido mala. Lo que ha sido mala ha sido la corrida. No sé si ha pesado la feria, el calor, los toros o los toreros, pero el caso es que la corrida ha pesado.

Foto: Arjona para aplusos.es

Foto: Arjona para aplusos.es

Sebastián Castella no había nunca toreado miura, según leemos, y la experiencia no creo que le haya satisfecho. A su primero le pegaron mucho en varas y acabó defendiéndose más de lo debido, ante una labor pulcra del torero. El quinto era un impresionante cinqueño, de 670 kg., que no rompió a embestir, solo topaba.

Octavio Chacón ha estado muy digno toda la tarde, responsabilizado y con ganas de agradar. Con su primero se peleó todo lo que pudo de forma muy profesional. Su segundo aprendió latín en la primera tanda y griego en la segunda. El torero le hizo una faena de mucho mérito, al igual que la estocada.

Pepe Moral se ha llevado el lote más “toreable” siendo esto casi un insulto para los miuras. Su primero se dejaba por ambos pitones, pero lo vimos poco por al natural, lo fuerte de este torero. Podemos decir que el torero no se acopló. El sexto un precioso “colorao”, fue devuelto por inválido y el bis tenía, en mi humilde opinión, más faena que la que vimos.

Dos reflexiones finales. Una para la ganadería. Los defensores de los miuras, y yo me encuentro entre ellos, esperamos un toro distinto, con poder y listos, lo que siempre fueron. No queremos un toro “normal”.

Otra para los tendidos impares de sol, que parece que se sienten en la obligación de aplaudir a todos los picadores cuando se retiran, cosa que venimos observando toda la feria. A veces aplauden por no haber picado, otras por haber picado mal a un toro que se arrancó de lejos y otras, como hoy a picadores que han rectificado. Antes el 8 era el tendido de los picadores, pero desde que se retiran por el callejón los aplausos son casi generalizados.

@isanchezmejias

Creado en Feria 2019 | Etiquetada , , , | 2 Comentarios

Pablo Aguado rompe Sevilla

Pablo Aguado rompe Sevilla

Venían pasando cosas muy interesantes en esta Feria, la Puerta del Príncipe de El Juli, el casi rabo de Roca Rey, una magnifica corrida de Santiago Domecq, pero Pablo Aguado ha borrado todo lo anterior de un plumazo. Una actuación rotunda, secundada por un público entregado y rubricada con cuatro orejas, salida multitudinaria por la Puerta del Príncipe y triunfador de la feria. Ahí en nada.

Foto: Arjona para aplausos.es

Foto: Arjona para aplausos.es

Pablo Aguado es un torero clásico, y para ser clásico hay que empezar por los trastos. Capote pequeño de mucho vuelo que recuerda al de Curro, y lo ha manejado de forma primorosa toda la tarde. Ha dado en su segundo dos verónicas largas y profundas que nos han levantado de los asientos. Su primera faena fue rotunda, redonda, corta y medida. Llena de torería, gusto y arte a un noble Jandilla. Un faenón sin tener que dar cien muletazos. Estocada y dos orejas de mucho peso. Su segundo, más encastado y con algo de genio, trasmitía mucho. De nuevo faena serena, valiente y ligada. Otra estocada y otras dos orejas, que esperemos que refrende en Madrid y le ayuden a subirse al carro de las figuras, necesitamos toreros así. Desde que lo vimos debutar sin caballos, este torero apuntaba cosas distintas, pero ya evolucionado, está en el momento de dar el salto. Sevilla tiene un torero.

Roca Rey venía a por todas. Se ve que quería hacer las cosas despacio, hasta el paseíllo, en el que llegó casi con su cuadrilla. También se fue a porta gayola en su primero muy despacio. El recibo de este toro fue emocionante, con otras tres largas en el tercio y dos faroles de rodillas que hicieron saltar la música. Noble, pero sin fuerzas su primero, destacó la conexión del torero con el público, que, con ganas de triunfo, hizo que le dieran una oreja. Su segundo fue más deslucido, echando la cara arriba y saliéndose de la suerte. Roca lo exprimió hasta el último pase y lo pinchó.

Morante venía con ganas. Con al capote ha toreado como solo él sabe hacerlo. Su primero fue un toro acobardado al que acabó matando en chiqueros. Faena muy trabajada intentando agradar. En su segundo vimos la versión de Morante en valiente, ante otro toro algo incierto. Había más ganas que toro. El recibo con las dos rodillas en tierra ya dijo mucho de sus intenciones. Se tiró a matar como nunca vimos a Morante. Una oreja. Pero lo mejor vino en el quite del sexto. Morante le hizo el Galleo del Bú, con lo que nos transportó al cielo directamente.

@isanchezmejias

Creado en Feria 2019 | Etiquetada , , , | 3 Comentarios