Triunfo y triunfalismo

.

Ayer vimos una corrida de toros, por fin vimos una corrida de toros. Los victorinos no levantaron mucha expectación. Que el miércoles de farolillos y festivo, no llegue la plaza a tres cuartos, demuestra que al aficionado lo han echado de las plazas de toros y que es muy difícil que vuelva. Pero si saliera así de brava una de cada cinco corridas, seguro que volvían.

2016 IndultoPero sucede que la bravura nos sorprende. Después de ver una sucesión de toros descastados, sin fuerza ni alma, encontrarse de pronto con toros bravos y encastados, hace que la desmesura se apodere del ambiente y del triunfo se pase al triunfalismo. Victorino ha traído toros con más caja que en años anteriores, sin ser ofensiva por delante. El primero de Morenito de Aranda hizo una buena pelea en varas con un buen segundo puyazo. Toro encastado y difícil para la muleta, al que el torero no acabó de cogerle el sitio. Fue aplaudido en el arrastre.

El tercero también hizo una buena pelea en varas. Tenía mucho que exponer y que torear, un toro con transmisión porque se le veía el peligro. La faena de Paco Ureña fue bien concebida, con pasajes de mucho mérito y otros menos buenos, algo irregular. Se tiró a matar con fe pero la espada cayó un punto baja. Lo que en condiciones normales era una oreja sin discusión, la sorpresa por la bravura, hizo que pasáramos al triunfalismo de dos orejas.

Manuel Escribano ha estado excepcional con un toro excepcional. Lo recibió a “tercio gayola”, para después lancearlo por verónicas ganándole terreno. Puso su par al quiebro en tablas. La apertura de la faena con doblones largos por bajo, fue de anticipo de triunfo grande. La faena fue ligada, profunda, con ritmo, mando y temple. No podemos decir que el torero estuvo perfecto, porque eso no existe en el toreo, pero sí que estuvo excepcional. “Cobradieznos” es un cárdeno que tiene bonito hasta el nombre. Hizo una buena pelea en varas y se quería comer la muleta por abajo. Iba largo, profundo y a ritmo, un gran toro. Lo que en otros tiempos hubiera sido de vuelta al ruedo, ante la mediocridad que impera en la cabaña brava, la sorpresa de la bravura lo convirtió en triunfalismo. Se pidió mayoritariamente el indulto. Y se concedió, no hay discusión. Felicitar al torero y al ganadero, y a todos los que tuvimos el privilegio de verlo y sentirlo. Y pedir a los aficionados que vuelvan, que excepcionalmente vemos estas cosas.

@isanchezmejias

Esta entrada ha sido creada en Feria 2016 y etiquetada como , , , . Marca el permalink. Los Trackbacks están cerrados, pero puedes enviar un comentario.

4 Comentarios

  1. Jesús Valencia Algar
    Enviado el 13 abril 2016 a las 22:04 pm | Permalink

    Quizás ha renqueado de una mano, dicen, pero su forma inequívoca de embestir barriendo el albero y yendo a más, no ha tenido duda, habiendo cumplido en varas. Vemos muchos indultos con menos argumentos y para mí está bien indultado, dado el momento, el lugar, la situación actual de la fiesta y los movimientos de las “figuras”, que ya no saben qué hacer para engañarnos.

  2. Miguel
    Enviado el 13 abril 2016 a las 23:57 pm | Permalink

    Gran toro y muy bien el torero,ojalá sirva para padrear y que salgan hijos como este.Si las figuras torearan más estas ganaderías volvía la gente a las plazas…..a pesar de las empresas.
    Me alegro mucho que lo pudiera disfrutar y contar así de bien. Otras 2 orejas para Ud.
    Saludos y buena feria

  3. Enviado el 14 abril 2016 a las 0:02 am | Permalink

    Se agradece el comentario, Miguel

  4. Entre Jerez y Sevill
    Enviado el 14 abril 2016 a las 12:05 pm | Permalink

    Q bonito y que grande es la Fiesta cuando sale el toro bravo. Es el centro sobre el que tiene que girar todo, toreros, aficionados, empresas, etc.
    Yo estoy a favor de los indultos, que mejor tentadero que en una plaza con ocho o diez mil personas, si este toro lo hubiera quemado en el campo y con ese comportamiento, lo habría indultado.
    No me olvido del torero, MAGNIFICO, hay que tener mucho mando para aguantar las embestidas por bajo del toro.
    Bien Ureña, ante otro buen toro, pero no se pueden cortar dos orejas en Sevilla sin cuajar un toro por los dos pitones.
    Y creo que habría q modificar el premio al torero en el indulto, no se puede quedar sin Puerta del Principe después del indulto.

Envía tu comentario

Su correo nunca será publicado o compartido. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*