Mano a mano sin triunfo

.

Para la noche del Corpus la empresa había programado un interesante mano a mano entre los dos novilleros sevillanos que tienen prevista su alternativa en San Miguel, Pablo Aguado y Rafael Serna, anunciados con los anhelados novillos de El Parralejo. El resultado fue una gran entrada, por encima de los tres cuartos, a pesar del calor que todavía hacía a la hora del comienzo del festejo. Acierto de la empresa en el horario y en el cartel.

Foto. Arjona para aplausos.es

Foto. Arjona para aplausos.es

El resultado ya fue otra cosa. Cinco novillos de El Parralejo ofrecieron posibilidades de triunfo, con sus matices y dificultades, pero posibilidades. Aguado salió a por todas desde el principio Se fue a porta gayola e hilvanó una buena faena a un nobilísimo primero, tan bueno que le faltaba emoción. El fallo a espadas le privó del trofeo y, además se topó con la empuñadura de la espada en el primer intento y se tuvo que meter en la enfermería al terminar su labor. Salió para matar el cuarto, corriéndose el turno. Su segundo fue un novillo encastado al que Aguado le hizo una faena de raza, valor y pundonor, resultando tropezado varias veces, pero faena muy emocionante. Un pinchazo precedió a la estocada. Petición y vuelta. El sexto fue un gran novillo de alegres arrancadas. En distinto tipo de los anteriores, con motor y prontitud. La buena pero larga faena de Aguado acabó con el novillo queriéndose rajar y tuvo que matar en tablas, volviendo a pinchar. Una pena porque el novillero buscó el triunfo con fe y disposición.

Serna sorteó un lote un punto por debajo del de su compañero. El primero le tropezó mucho los engaños, con su segundo no acabó de entenderse, y su faena en el quinto no llegó a calar en los tendidos.

Por cierto, muy bien presentada la novillada de El Parralejo, con varios novillos ovacionados en el arrastre. En resumen, interesante novillada, con faenas demasiado largas, donde escuchamos varios avisos, y muchos pinchazos, en parte por pasarse con las faenas. Las orejas se las llevaron las espadas.

@isanchezmejias

Esta entrada ha sido creada en General y etiquetada como , , . Marca el permalink. Los Trackbacks están cerrados, pero puedes enviar un comentario.

3 Comentarios

  1. Enrique Lorenzo Ruiz
    Enviado el 16 junio 2017 a las 16:00 pm | Permalink

    Es verdad lo que Vd. relata pero bastante edulcorado. Yo ví novillos de puerta de Príncipe, sobre todo los que correspondieron a Pablo, y novilleros sin hambre de triunfo, sobre todo Serna, que parecían que ya estuviesen en la cima de sus carreras y con tres cortijos comprados. Lamentablemente la novillada estuvo muy por encima de los dos y no hubo toreo de verdad, ligado y ejecutado con la elegancia y emoción que dos novilleros en puertas de su alternativa debieron mostrar, Mi decepción fue muy grande, creo que tienen poco recorrido en esta profesión. El público tiene mucha culpa de lo sucedido porque no se puede jalear a un torero con el ” bieeenn ” que se ha puesto de moda cuando se muletea en línea recta y se remata el pase arriba y hacia fuera. Hay que silenciar su ejecución en espera de que rectifique e incluso decirle noooo” porque si no le estamos engañando.

  2. Enviado el 22 junio 2017 a las 10:59 am | Permalink

    Narráis de una forma exquisita, estaremos pendiente de todo lo que habléis ¡Enhorabuena!

  3. Enviado el 30 junio 2017 a las 8:54 am | Permalink

    Respetable y soportada opinión D. Enrique.
    Se agradece el comentario de AprenderDeToros

Envía tu comentario

Su correo nunca será publicado o compartido. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*