El Juli sortea el lote de su vida

.

Foto. Sevilla-Pagés

Foto. Sevilla-Pagés

Como sé que lo primero que quieren ustedes saber es si estamos de acuerdo con el indulto, lo diremos rápido: depende. Y soy de los aficionados que piensan que el indulto es un premio excepcional para un toro excepcional en TODOS los tercios. De los que debieran de darse dos o tres al año, y no los “tropetecientos” actuales. En este sentido no estoy de acuerdo. Por otra parte, tenemos la corriente triunfalista de los que creen que cada tarde tiene que haber triunfos, y mientras más mejor. Que cinco orejas y un indulto llenarán la plaza los próximos días por las expectativas de los asistentes de volver a ver algo grande. Si a esto unimos la corriente de pensamiento acomplejado, que argumenta que, para contrarrestar a los animalistas, nosotros somos tan bueno que perdonamos la vida todos los toros que se la merecen, comprenderán ustedes que los indultos abunden. Pero el indulto este de “Orgullito” ha tenido un componente esencial, el público, influenciado por los argumentos expuestos, la ha pedido mayoritariamente, y

El indulto me pilló cerca

El indulto me pilló cerca

como este es un espectáculo democrático, el presidente lo ha concedido. Punto.

La corrida de Garcigrande ha dado un gran juego, y El Juli ha sorteado un lote extraordinario. A su primero, todo lo que le faltaba de cara lo tenía de calidad y de nobleza. Obediente durante la faena de muleta y con duración, como si estuviera con el carretón. Cuando a la embestida de un toro le falta emoción, esta la debe de poner el torero, y a la faena de El Juli le faltó alma. A pesar de ello y después de una estocada, le dieron las dos orejas. Su segundo no dijo nada en los primeros tercios, de hecho, El Juli ni lo toreó de capa. A la salida del último puyazo en la paletilla, el banderillero lo llevó de largo y el torero sí lo tereó a la verónica. Ahí creo que lo vio, y lo brindó al público. En la muleta fue el toro soñado, con clase, calidad, recorrido, ritmo y duración. El Juli se hizo una faena de ensueño, obligándole a cambiar de ritmo y de dirección como y cuando quiso. Una faena como supongo que habría soñado hacer en Sevilla. Ahí queda eso, cuatro orejas, Puerta del Príncipe y triunfador de la Feria.

El lote de Ponce también fue bueno, más exigente, pero de orejas. Al torero se le vio con ganas de agradar, pero su primero lo trasteó muy despegado, sin ajustarse y en diagonal. La faena a su segundo fue más más limpia, aunque tampoco es que toreara muy ajustado, aun así, y a remolque del triunfalismo comentado cortó una oreja. Talavante, muy desganado, tiró por la calle de en medio a la primera dificultad del tercero, y lo intentó con el encastado sexto, pero con muy poca convicción. Así no se puede venir a Sevilla.

@isanchezmejias

Esta entrada ha sido creada en Feria 2018 y etiquetada como , , , . Marca el permalink. Los Trackbacks están cerrados, pero puedes enviar un comentario.

9 Comentarios

  1. Jose Tomas
    Enviado el 16 abril 2018 a las 23:49 pm | Permalink

    Ayer se le falto el respeto a Victorino Martin por poner a este toro anovillado, noble y obediente a la altura del bravo Cobrediezmo, ayer se le falto el respeto al aficcionado que quedo silenciado entre el publico fiestero, del puro y copa, del selfie, del insta, del face, el mismo que pide un indulto y mas tarde pregunta porque tocan un aviso…se equivocan aquellos que dicen que los indultos crean aficcion puesto que los espectadores de ayer nunca vendran aquellas tardes en los que no halla una fiesta previa o aquellas que no llamen la atencion en las redes sociales, pero quien tiene que guiar o enseñar al publico? si la maxima autoridad de la plaza primero acepta toros de dudosa presentacion, luego regala dos orejas en el segundo en una faena aseada, y por ultimo claudica al indulto cuando llego a pedir primero que lo matara, que tipo de criterio tiene…y es de mencion lo de Talavante porque hoy tenia que haber salido con una pitada sonora, pero claro el mismo que me preguntaba por el aviso me decia pobrecito…en fin…

  2. JUAN DE THARSIS
    Enviado el 17 abril 2018 a las 8:32 am | Permalink

    Totalmente de acuerdo querido ignacio.

    Ayer en la plaza disfruté, para que te voy a engañar. La faena del Juli seguro que fue su faena soñada. El toro excepcional en la muleta, nada más y nada menos.

    Nunca me gustó la reforma que permitió los indultos en cualquier plaza y de cualquier manera. Los han devaluado. En la tauromaquia contemporanea, ante un público en gran medida ignorante, se jalea única y exclusivamente la faena de muleta y se olvidan los restantes tercios que han pasado a ser un puro trámite. No se valora tampoco el trapio. Ayer nos encontramos ante un toro excepcional en la mulera – como muchos otros que van a salir en la temporada – pero impresentable de trapio y del que no vimos nada – tampoco es que lo quiesieran enseñar mucho – en los primeros tercios. El indulto debe ser algo excepcional, para un toro excepcional en todo.

    Quizas deberiamos volver a la prohibición de los indultos salvo en corridas concursos como antiguamente si no queremos devaluar la fiesta en favor de un triunfalismo y un absurdo complejo frente a los antitaurinos hoy tan en boga.

    Coincido contigo en la calidad del primer toro del Juli y la falta de aroma de su toreo, añoré a romero.

    Pero en fin hoy nada mas se habla del indulto y el triunfo del julio en una fiesta sin autocrítica alguna donde cada vez hay más público y menos aficionados. Es lo que nos queda.

  3. Enviado el 17 abril 2018 a las 14:38 pm | Permalink

    Me agrada leerle otra vez por aquí, D. Juan. Se agradecen sus apreciaciones, con las que coincido.
    También se agradecen sus comentarios D. José
    Saludos

  4. Oscar Pastor Ruiz
    Enviado el 17 abril 2018 a las 17:07 pm | Permalink

    Estimado D. Ignacio. Hace tiempo que no participo en su espacio, pero dado que el tema de los indultos me interesa, me permito exponer mi opinión.

    Empezaré con un extracto del reglamento:

    “En las plazas de primera y segunda categoría, cuando una res por su trapío y excelente comportamiento en todas las fases de la lidia, sin excepción, sea merecedora del indulto, al objeto de su utilización como semental y de preservar en su máxima pureza la raza y casta de las reses, el Presidente podrá concederlo cuando concurran las circunstancias de que sea solicitado mayoritariamente por el público, que lo solicite expresamente el diestro a quien haya correspondido la res y, por ultimo que muestre su conformidad el ganadero o mayoral de la ganadería la que pertenezca.”

    Usted mismo nos dice que el animal no dijo nada en los primeros tercios y apenas se le toreó de capa. El tercio de varas fue regular nada más; por tanto ya no puede decirse que fuese excepcional en todas las fases de la lidia. El requisito del trapío tampoco se cumple, a la vista están las fotos del animal que circulan por internet.

    No me sorprende, yo he llegado a leer a algún aficionado defendiendo ardorosamente que se indulte en novilladas sin picadores.

    Mucha gente considera el indulto un gran premio, yo más bien creo que el premio es la vuelta al ruedo y considero el indulto la subsanación de un grave error del ganadero a la hora de seleccionar sus sementales (creo que fue Miura el que se negó a que un toro suyo fuese indultado, argumentando que “nadie le iba a decir que toros tenían que padrear en su ganadería”). No cabe duda en todo caso que, siendo también un reconocimiento a la bravura del animal, es motivo de orgullo para el ganadero. Pero la realidad de hoy en día es que los indultos se reparten como se reparten los trofeos en las competiciones infantiles: todo niño debe llevarse su premio en reconocimiento al esfuerzo.

    El indulto es un reconocimiento devaluado, que se otorga a toros que antaño ni hubiesen recibido la vuelta al ruedo, y con frecuencia fruto del compadreo entre ganadero y matador.

    Es la fiesta que tenemos, seguramente la que nos merecemos. Y a la que le quedan tres telediarios, porque si no mantenemos las esencias y la pureza se nos va a morir. Al tiempo

    PD: Un saludo desde Madrid y muchas gracias por regalarnos sus artículos en este blog.

  5. Enviado el 19 abril 2018 a las 7:47 am | Permalink

    Suscribo todas sus palabras, D. Oscar.
    Muchas gracias por su aportación

  6. José Martín Juárez
    Enviado el 19 abril 2018 a las 8:58 am | Permalink

    De acuerdo con todos. Y la lidia del toro ya ni se tiene en cuenta. Vuelven locos a los toros dando capotazos de aquí para allá para poner en suerte al toro para el banderillero,etc… La gente no sabe ni lo que es un aviso. A la salida de la plaza nadie hablaba de toreo, sólo del indulto ¡¡¡¡ Ponce comom siempre: ventajista, excesivo pico y sin arrimarse al toro. talavante pues eso por ahí estaba. Gracias por el blog lo sigo desde el principio y aprendiendo de usted D. Ignacio y de todos los blogueros.

  7. Enviado el 19 abril 2018 a las 11:26 am | Permalink

    Las gracias a usted D. José, por leerlo
    Y también estoy de acuerdo con lo que dice

  8. Fernando SMP
    Enviado el 22 abril 2018 a las 21:23 pm | Permalink

    No puedo estar más de acuerdo tío Ignacio. Una explicación similar es de la que me valía para justificar lo sucedido. Te he visto estos dias desde toriles, me vuelvo ya para Italia. Me ha gustado mucho verte hoy y disfrutar de la siempre emocionante corrida de Miura.
    Un abrazo.

  9. Enviado el 22 abril 2018 a las 22:05 pm | Permalink

    Me alegra coincidir contigo Fernando. Un abrazo

Envía tu comentario

Su correo nunca será publicado o compartido. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*