Poco, muy poco

 .

Esta mañana hemos escuchado un magnífico pregón taurino de D. Alberto García Reyes, lleno de reflexiones personales, de verdad y de hondura. D. Alberto profesa la misma fe Currista que nosotros y eso hace que veamos muchas cosas taurinas de la misma forma, pero él las sabe expresar infinitamente mejor. Me pareció un pregón redondo.

Foto: Arjona para aplausos.es

Foto: Arjona para aplausos.es

Por la tarde, la corrida inaugural de la temporada en Sevilla decepcionó. Magnifico ambiente con cartel de no hay billetes, pero el hombre propone y el toro descompone. La corrida de Victoriano del Río, pareja y bien presentada, he respondido al toro moderno, que exige poco y, la mayoría de las veces, no dice nada. Sin que hiciera falta picarla, ha tenido escaso poder. De El Juli, poco podemos decir. Sólo que brindó al público su segundo, entendemos que por justificarse. Sorteó dos todos sosos, con escaso poder y que no decían nada.

Manzanares se encontró con un segundo que fue el único que medio destacó. Le hizo una faena de las suyas, que tanto gustan en Sevilla. Tandas cortas y sin apretarse, pero con compostura habitual. Sólo los pases de pecho merecieron la pena, largos y cambiando los viajes. Mató de una magnífica estocada recibiendo y le concedieron una oreja con que justificar la tarde.

Roca Rey tampoco tuvo material. Lo intentó desesperadamente en su segundo, que también brindó al público, pero la cosa no pasó de un arrimón impresionarte, dejándose rozar las taleguillas por los pitones. Demasiado poco para tanta expectación, por eso es esto tan breve, porque hay poco que contar.

@isanchezmejias

Esta entrada ha sido creada en General. Marca el permalink. Los Trackbacks están cerrados, pero puedes enviar un comentario.

Envía tu comentario

Su correo nunca será publicado o compartido. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*