Archivo

Archivo para diciembre, 2010

Llega la Navidad, la,la,la,la,la…

Domingo, 19 de diciembre de 2010 137 comentarios
Llega la Navidad, la,la,la,la,la...

Un amigo me comentaba tras volver de una visita gastronómica por el Norte que tuvo la posibilidad de hablar con dos o tres restauradores que le aseguraron que ellos en Navidad cerraban tras los puentes de diciembre y hasta el 2 de Enero. Las razones, me enumeraba, eran tres: que en estas fechas no consiguen en el Mercado las mismas calidades, que los precios de las materias primas están por las nubes y que no pueden dedicar a sus clientes habituales la atención que se merecen. O sea una razón era cilinaria, otra de precios y otra de servicio.  Particularmente yo añadiría  una razón que es la de no ver a la raza humana haciendo el ridículo con compañeros de trabajo y/o familia. Por esa razón intento no salir a cenar en estas fechas con Blancanieves. Sólo me atrevo a ir a Bares sin mesas que son los únicos que mantienen el tipo y de los que puedes huir si aparece una pandilla de 15 ó 20 dispuestos a ¿celebrar? la Navidad a base de gritos.

Pese a todo he tenido una experiencia buena, Abantal, y varias horribles. Restaurantes a los que voy con una cierta frecuencia de los que he salido huyendo por el ruido, el servicio y la comida. ¿Qué tal os está yendo a vosotros?

CategoríasGeneral Etiquetas:

Propinas

Viernes, 10 de diciembre de 2010 71 comentarios
Propinas

Después de muchos años desterrado en la mina de Madrid, con viajes mensuales a Estados Unidos para vender el oro obtenido, aprendí que los camareros tienen que tener un sueldo mínimo y el resto debe ser variable mediante “tips” o propinas.

En España, como siempre, lo hacemos todo al revés, damos sueldos dignos a los camareros (entiéndase por digno lo que cada uno quiera entender o lo políticamente correcto) que les permiten vivir, y las propinas se las gastan, en muchos casos, en tomarse una copa al salir del trabajo.

En Estados Unidos, viven de las propinas, y el bote normalmente no es común, cada individuo se gana el pan de su casa con su sonrisa, con su educación, estando pendiente de rellenar el caféchirri  con esas jarras inagotables, abriendo la puerta al salir, haciendo comentarios agradables, y sobre todo, eso, SONRIENDO.

Allí se habla del 10% de propina en el mejor de los casos. Si un camarero es malo, dura en un “diner” una semana (cobran semanalmente). Porque si es malo, no cogen ni un centavo de cada mesa, y los americanos, igual que se llevan las sobras en las “doggie bags”, no dejan nada al camarero malaje, porque lo suyo es suyo…

Y Sevilla, ¿qué me dicen de las propinas en Sevilla?

CategoríasEnanito Tímido, General Etiquetas: