Archivo

Archivo para octubre, 2013

Casa Eme

Miércoles, 16 de octubre de 2013 98 comentarios

Esta Casa no tiene sucursales.
Casa Eme, es la casa de Emeterio, en la que nos da de tapear a sus parroquianos.
Casa Eme, no tiene nada que ver con el Hotel junto a la Catedral, ni muchísimo menos con los restaurantes de es hotel, ya les gustaría.
Casa Eme está en la Puerta Osario, enfrente de la antigua Bodega El Punto.
Está en otro de los triángulos de las Bermudas de Sevilla, Becerrita, Eme y el Rinconcillo; el que entra allí no sale en varios días y luego llega a cas sin acordarse de nada….
El otro día Eme cumplió sesenta años y no sé cuantos lleva en el Bar, pero los treinta años deben estar cerca.
Emeterio es de los dueños de un Bar que uno se cree que ha nacido en el Bar, que su madre lo parió detrás de la Barra y lo dejo entre limpios paños de Hytasa en un caja de madera de tercios de Cruzcampo.
Y allí creció el niño Emeterio, en la collación de la mas divertida de las Puertas de Sevilla, aquella en la empezaron otros tantos taberneros, los Becerras, los Robles , donde al salir de intramuros a trabajar en la Trinidad Fabrica de Vidrio o al Matadero, los hombres se tomaban un aguardiente en esos vasos de caña manzanillera y esa botellas que parecían de un Pub ingles con su medidor de metal para echar justo lo que cabía en el vaso, y que ese trabajador, para echarle valor a las diez o doce horas de trabajo que le venían encima, se echaba al coleto de golpe en el gaznate y, cual coñac quita miedos, cruzaban la Puerta Osario a ganarse el jornal . Esos trabajadores al volver y también como un Pub Ingles, se tomaban la “cerveza del minero ” esa que hace que te calmes, te relajes y no te lleves a casa los problemas en el trabajo. Ese devenir de gente que entraba y salía de Sevilla, esos burros, esos carretones cargado de todo tipo de mercancías , esos puestos ambulantes. Sevilla pura.
Y allí ya estaba Emeterio, pensando en tener algún día su Bar. Nuestro Bar.
Eme, es el Bar de todo el que entra. Estará fregando o cambiando el CD de los Sirex, parece que no te ve, pero te la las buenas tardes o los buenos días, no para que te quedes, sino porque cuando alguien ve que entran en su casa es de educación saludar . Y desde ya esa es tu casa.
Llena siempre, donde no caben diez hay vente, pero Emeterio, los atiende.
Serio, correcto: profesional, si no hay tiempo de charla , no se da, si hay un hueco , se ofrece. Y con su rito: No hay prisas, por favor.
Pide las bebidas, perfecta Cruzcampo , y para la espera, unas almendras fritas ,las justas para que no te quite el hambre, desaparece en su mini cocina que se la diseñó uno que trabajaba en los Astilleros de Elcano y que era especialista en colocar cocinas en yates enanos… pero de ese espacio mágico, salen los mas ricos manjares que ustedes se puedan imaginar: ese cotel de marisco , perfecto , esas anchos, esas gambas al ajillo increíbles , uno de roque, uno de gambas- “fórmula secreta” – las coquinas, y lo que haya ese día en el Mercado, mejillones al vapor , gambas, lo que haya bueno .Los caracoles empiezan en Sevilla cuando Eme los tiene, antes no es temporada. Y la estrella, la maravilla, patrimonio de la Ciudad : el Montaito de Lomo – limpio el teclado de lagrimones – justo de sal , perfecto en la sartén, aceite el que le toca y el truco, que no lo sé, de güisqui o lo que sea, presentado con su bollito blanco y la base de salsa para irte llenando las manos mientras vas mojando poco a poco , antes de cada bocado; esa Tapa que nunca quieres que se termine… ese bocado maravillosos que te guardas en la memoria para cuando las cosas te viene mal dadas… Gracias Eme por el Montaito de Lomo .
De la decoración que quiere que les diga, que en la pared no hay ni un cagá de mosca , sencillamente porque no se ve nada de la cal, de tantas fotos, cuadros eimágenes que tiene en el local. Tiene una estantería genial con un Beefeater de cerámica , como homenaje a ese Pub inglés en la puerta Osario que es Casa Eme, donde entras y te sientes en casa, donde con una cerveza, te olvidas de todo y donde Eme te dedica una sonrisa si nota que ese día te hace falta…
” como van las cosas amigo …? ” y no sabe ni como me llamo , pero me llevo ese gesto de quien se alegra que vayas a su casa.
Casa Eme, esta casa no tiene sucursales…

CategoríasGeneral Etiquetas:

La Croqueta

Jueves, 10 de octubre de 2013 55 comentarios

Sublime, excelsa, maravillosa Tapa de Croquetas…
En las Tapas que perdimos, la croqueta era una de las principales afectadas. Ya casi nadie las pone y algunos que dicen que son caseras, deberían quitarle la etiqueta del saco de croquetas congeladas del Makro.
Me he acordado de esta tapa porque el Maestro Becerra ha tenido a bien el organizar una Croqueta’s Week. No he podido ir, pero me dan excelentes referencias.
Aún recuerdo ese mediodía donde te ofrecían una tapita de croquetas, sin mucha variedad : de jamón o de carne de puchero; y me sabían a gloria esas dos croquetas dos, en la concha blanca con un pico de los gordos al lado, que con un Fino o un Oloroso entraban sobre la una del mediodía de miedo. Esa tapa justa para una paraita, una charlita y a almorzar a casa y lo mas probable que también croquetas.
Recuerdo las de La Española o las de Ochoa- que tenían Barra- , pero no caigo en otros sitios de referencia y en esto seguro que sus ilustrísimas me ayudan.
Para mi es fundamental , por supuesto la bechamel, fina blanca y suave, que aunque no lleve nada esté buena, de tamaño tirando a pequeña, como un dedo gordo -no de los míos- y al freírla que mantenga el color dorado tirando a rubita.
Fría o caliente me da igual, en casa me las tomo de dos días y caen todas.
¿Donde creen que están a día de hoy las mejores Croquetas de Sevilla?
Hagan juego…

CategoríasGeneral Etiquetas: