Archivo

Archivo para diciembre, 2015

Cruzial, rica cerveza.

Lunes, 14 de diciembre de 2015 9 comentarios
Cruzial, rica cerveza.

Reconozco que estoy cada vez mas sensible al mundo de las cervezas. Y digo sensible por no usar el concepto: mas abierto de mente.
Soy mas Cruzcampero que el Gambrinus el gordo, pero será la edad y el frio del invierno, que la tradicional caña o la cerveza de botellín me entra menos y le doy entrada a los olorosos o a los tintos, y yo que no soy de copas blancas, en mis callejeos nocturnos termino con un rica cerveza en la mano a modo de copa. También hay veces que llegas de la mina con la punta del gorrito retorcida de tanta caña que nos dan,te sientas en la camilla y te relajas con una rica cerveza de las que yo llamo de invierno. Con mas cuerpo, otra formulación, distinta graduación. Ni mejor ni pero, pero distinta…
Recuerdo que Antonio, el dueño de la Internacional a poco de abrir me hizo una apuesta de que no era capaz de tomarme una Chimay etiqueta Blanca en menos de media hora. Todo es ponerse y claro que la bebo, pero no se trata de engullir, se trata de disfrutar de una cerveza, y perdí la apuesta pero encantado. Es un tipo de cerveza de copa, de relax de decir: “esta me la he ganado, yo” . Para mi los bares ingleses y los alemanes son una bendición por la variedad de cervezas que tienen y que siempre procuro descubrir una nueva cada vez que voy.
Pero con mi Cruz Campo de mi alma me sentía como si la estuviera engañando porque, por mas oportunidades que le daba a la Especial, no le cogía el tranquillo y tomaba otras; la mayoría nacionales y últimamente unas rusas impresionantes, pero es que cuando salía a la calle, aparte de los precios elevadísimos, las marcas eran siempre las mismas y no me gustaban.
Pero hete aquí que el otro día en la Sede de la Fundación me dieron a catar la nueva cerveza de Cruzcampo: Cruzial. Solo les digo, que la busquen, que les va a encantar.
Es arriesgado lo que digo, porque sobre gustos colores, pero es que los Maestros Cerveceros de la Cruzcampo han dado en la tecla. Una cerveza distinta, rica, con una espuma que dura, con cuerpo, olor y sabor a cerveza, mezcla de la suave y fácil a la que estamos acostumbrados, pero también recia y con carácter como la que buscamos en otras ocasiones.
Se nota la maravillosa y exquisita selección del lúpulo y me atrevería a decir que es doble malta .
En definitiva un acierto y que si está en precio, le auguro un gran futuro.
A mi me han ganado, esta claro.

¡¡¡ Viva la Cerveza ¡¡¡