Archivo

Entradas Etiquetadas ‘bacalao’

El Bacalao

Jueves, 14 de marzo de 2013 109 comentarios
El Bacalao

Es temporada de Bacalao.

 La Muy Ilustre, Cuaresmal y Cofradiera Ciudad de Sevilla, en estos dias que estan en el limbo del invierno y la primavera, consume mas bacalao que cualquier otra ciudad en España. Esto sin ser exagerado, siéndolo, consumimos mas que toda Noruega junta…

Dicen que los “conversos” son los mas fanáticos a la hora de defender lo que antes atacaban. Yo soy como San Pablo, y me han ttirado del caballo del ” no soporto el bacalao”, al no puedo comer otra cosa…”. Y he tenido dos palancas que me han hecho caer del caballo: una es Francisquita, la madre de Pedro Robles, que el otro día me desafió con unos garbanzos con bacalao digno de Francisco I y un bacalao con tomate, de lagrimones.Ahí caí, pero bien a gusto.

 La segunda y definitiva caida fué el otro dia en Casa Baco, en Cuna , tortillitas de bacalao, pavias de bacalao y de postre un bacalao confitado en aceite, que me hizo replantearme el que ha sido de  mi vida durante tantos años sin probarlo. La edad da sabiduria. debe ser eso.

En este post busco que aporten los mejores sitios de Sevilla en tapas de bacalao. Tapas, ojo , que hablamos de Tapas. Un bacalao al pil -pil glorioso como el de Ezcaray, no se acepta como tapa, pero esa concha de bacalati con tomati de Rosita, no es que sea tapa, es La Tapa.Ese bacalao frito de Baco o las humildes tiras de bacalao del Jota.Humildes y tradicionales Tapas de bacalao en Sevilla.

Es temporada de Bacalao.

A su casa viene….

La literatura de Casa Robles

Lunes, 9 de noviembre de 2009 20 comentarios
La literatura de Casa Robles

Detalle de la barra en RoblesQué coraje me da la literatura que le echan algunos taberneros a sus tapas, sobre todo porque en muchos casas hay mucha más palabra que comida. ¿Se puede aguantar que a una pavía de bacalao se le llame “desfile de soldaditos de pavía de bacalao del Mar del Norte en aceite de oliva virgen extra de Baena“? Pues en Robles no llegan a tanto porque ya les da corte, pero todas las tapas de la carta son de dos renglones. Y luego, cuando llega el plato, lo que hay es un pellizquito en el medio y mucho pintarrajeo con vinagre de Módena en los bordes. O sea: mucha palabra, mucho dinerito, pero poquita sustancia. ¡Vamos a despachar mejor las tapas y a llamar a las cosas por su nombre! La ensaladilla no puede ser en la vida “ensalada de patatas de la huerta cocidas con salsa de Mahón y carpaccio de gambas“, joé.