Archivo

Entradas Etiquetadas ‘menudo’

Caracoles en el Bar Rocio

Lunes, 18 de mayo de 2015 43 comentarios
Caracoles en el Bar Rocio

O casa Santi, como prefieran. Para la localización: en Los Remedios, Fernando IV esquina Juan Ramón Jiménez.
En corto y por derecho, unos de los mejores caracoles de Sevilla.
El caracol, al ser un elemento vivo, es cambiante y aunque la fórmula del caldito, de los condimentos, del lavado, de las especias, sean siempre las mismas, el caracol , la clase del bicho, cambia. El año pasado lo metí en uno de los lugares de privilegio en mi lista secreta – para los amigos tengo otra- y este año vuelven a ser excepcionales. Por tamaño, por el aliño que Santi lleva años repitiendo, pero sobre todo por la calidad de la carne. Un manjar, que dejo de describir para que vayan a probarlo, siempre en tapa que se enfría…
Y con la caña de Cruzcampo, que no hay mayor maridaje que ese.
Prueben también, la estrella de la casa: las Cabrillas en tomate. En salsa, pero de la salsa antigua, de esa que no llega a chorrear al codo pero se te queda en la comisura de los labios para que te rechupetees y disfrutes de la mejor cabrilla en tomate de Sevilla. Queda dicho y a las pruebas me remito.
El Bar de Santi, es de esos de Barrio pero que no te esperas en Los Remedios, que al fin y al cabo no es sino un Barrio, pero su problema es que no se lo creen los que allí viven…
Bar de instalaciones de de esas de bar de toda la vida y una cocina absolutamente genial. Me extendería, pero no es mi función abrumarlos, sino descubrirles que allí están esperándoles unas tapas de gran calidad. Pero prueben los higaditos en salsa y, quieto parao, el Menudo con mayúsculas. De tres lagrimones.
Termino con los parroquianos: los hay que desayunan, almuerzan y cenan allí. Genial fauna a los que se les ve disfrutar y orgullosos de su Bar Rocio.
Este Bar no lo hemos perdido. Aun queda esperanza de que en Sevilla no todo es gastrobares….

Es la época del cuchareo

Martes, 29 de noviembre de 2011 451 comentarios
Es la época del cuchareo

El otro día en el Restaurante Eslava, vi que pasaban a mi lado dos humeantes platos hacia una mesa vecina. Le pregunté a Cándido, el camarero, qué eran esas exquisiteces y resultó que eran callos y fabada… Porque estaba en los postres que si no caen sendas maravillas de la cocina española.

¿Es época de cuchareo? ¿Es época de sopitas, de pucheros, de guisotes? Para mí siempre es época, pero con la llegada del frío, la verdad es que apetece más.

Y como hablamos de tapas, les invito a contar sus experiencias de tapas de cuchara. Ya les adelanto que, tristemente, casi no quedan en Sevilla.

¿Están definitivamente perdidas las tapas de cuchareo en la muy ilustre y tapera ciudad talismán…?

Abran boca y hagan juego…

 

Zapico, un cerro de buenas tapas

Sábado, 7 de noviembre de 2009 3 comentarios
Zapico, un cerro de buenas tapas

Me lleva un buen amigo al Cerro del Águila, a cervecear y tapear. Paramos en el Zapico, en la calle Afán de Rivera, aunque ahora se llamará Che Guevara o algo así. De las mejores cocinas de tapas de Sevilla.

Tan buenos como siesos, el padre y el hijo a porfía, a ver quién es más antipático. (Tengo una teoría que dice que donde hay un sieso, se come bien).
Espectacular su menudo de ternera y sus pinchitos. Como gustan en los barrios: pasados de especias, pero tiernos y bien hechos. Una cerveza de la Cruz del Campo tirada como mandan los cánones y un sanjacobo casero, para rezarle un padrenuestro. Pollo relleno, manitas de cerdo, carrillera y unos montaditos, hechos con media viena, de lomo ibérico etc. Encontré especialmente buenas sus gambas rebozadas. Más que nada porque las ponen con un alioli maravilloso.

Yo lanzo a mis recortaditos compañeros una pregunta:

¿Donde ponen un buen alioli en Sevilla?