Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Picos’

La Ensaladilla de La Espumosa

Lunes, 22 de junio de 2015 27 comentarios
La Ensaladilla de La Espumosa

La Espumosa de la Avenida de la Buhaira – para que no haya confusiones -, tiene a día de hoy, probablemente la mejor ensaladilla en Sevilla.
Tengo una manía desde hace muchísimos años y es que siempre pido al entrar en un Bar, y antes de otras tapas, la ensaladilla de la casa. Y por ahí me guio, si esta buena sigo, si está vulgar a lo mejor pruebo otras tapas pero si está mala la dejo, me termino mi cerveza, pago y me voy a la busca de oro sitio. Para mi es la prueba del nueve de un bar: como hacen y tratan a la ensaladilla. El como la hacen es amplio y variadísimo, pero no todo vale. La que a mi me gusta ha de tener la patata que le pega: de Chipiona, Rota, Conil o Sanlúcar de Barrameda, para que no se quede como una masa del “brazo de gitano”, o un puré de patatas; además ha de llevar huevo duro, zanahoria y una rica mayonesa y mejor la casera. Además de eso, si quieren pueden añadir gambas, guisantes -pocos- o atún, pero no muchas mas invenciones.
Pero no todo es el hacerla, es importante el trato que se le da: el recipiente donde se guarda en la vitrina refrigerada debe ser una fuente amplia, como mucho de acero inoxidable, nunca en una fiambrera y a la hora de servirla nunca, nunca, con un artilugio de bolas de helados ¡¡¡, y en la barra en una concha de las antiguas o un platito redondo pero siempre en pequeñas porciones, pues las exquisiteces se sirven en breves dosis para valorarlas mejor…Acompañada de un par de picos, prefiero los antiguos de esos esponjosos que tan difíciles son de encontrar, y a la hora de servirla siempre un recordatorio de mayonesa por encima.
Acompañada de cerveza o como en Las Bridas en Jerez, con un fino helado.
Este fin de semana un grupo de divertidos Barópatas, me invitaron a un concurso de ensaladillas. Memorable experiencia donde probamos diez tipos diferentes de ensaladillas. Las había de todo tipo: la tradicional, la de atún, la de choco con pimentón y hasta una señora francesa le echó valor presentó la autentica receta de la ensaladilla rusa, que no la había tomado nunca y realmente rica.
Ganó la Ensaladilla de la Espumosa y les conformo que es la mejor ensaladilla de Sevilla: con la patata en el punto justo, de sal perfecta, la mayonesa exquisita y la mezcla de los restos de mariscos que te encuentras al masticar es una de las sensaciones mas placenteras que se pude disfrutar a día de hoy en un bar de Sevilla.
Un conjunto perfecto.
Prueben y me lo dicen.
Y una curiosidad, a pesar de la cantidad de pruebas y de catas, seguimos tomándola por la noche y al día siguiente este Enano almorzó y cenó ensaladilla .
¿Que se puede cansar de comer algo rico? Yo no, desde luego.

Ave Poncio , Ave Fénix.

Jueves, 12 de abril de 2012 125 comentarios
Ave Poncio , Ave Fénix.

No hay mejor noticia que la que te informa de que un ser querido que pasa por una época de tribulaciones, vuelve a la normalidad. “Me alegro amigo de verte bien y de  que al menos lo estes intentando…”

Algo parecido me pasa con Poncio. Durante una época era de mis Restaurantes favoritos. Distinto, agradable, buen sevicio , carta imaginativa -esa Alboronia reinventada- , buenos vinos y bien tratados, esa inigualable tarta de manzana de postre. Todos estos componentes hacian del Poncio un sitio especial , pero como en Sevilla estamos acostumbrados a lo efimero, su excelencia, tambien duró menos de lo deseado-y no entro en las causas-pero el caso es que me quedé sin restaurante en la calle Victoria.

Luego una diáspora de sitios e intentos, que no llevaban a nada, y al final paseando el otro dia por Santa Maria la Blanca, despues de comprar picos en las Doncellas, me encuetro con que Poncio ha vuelto a abrir. Restaurante y Tapas, pone en el cartel. Probé la barra de tapas  y la verdad es que me alegré porque lo qeu tomé, me anima a pensar que Poncio vuelve a renacer de sus cenizas . Solo por la ensaladilla de pulpo me agarro al salvavidas de la esperanza de que Poncio vuelve.

Este post , pretende ser un reconociemiento a tantos y tantos taberneros de Sevilla que en esta época de angustiosa crisis, le echan valor y dia a dia sacan su negoco para adelante y que incluso tienen la huevas- de Maruca- de volver a montar un negocio. Me descubro ante ellos  y me da envidia porque pienso que un tabernero es un prvilegiado que, al menos , hace lo que de verdad su vocacion le dicta.

Si no es por vocacion y cariño a su profesión anda que un Poncio, o cualquier otr iba a volver a intentarlo.

Saludemos a nuestro taberneros que solo por el hecho de levantar el cierre cada mañana de su bar, tasca, restaurante, colmao o bodeguita, ya merecen nuestro halago y cariño.

Además , sino fuera de por ellos los barópatas no existiriamos….