Más impuestos, más esclavos

Cada vez que suben los impuestos usted es un poco más pobre y un poco más esclavo. Le dirán que es para pagar la sanidad pública. Le dirán que es para pagar la educación pública. Le dirán que es para promover la igualdad entre ricos y pobres o entre hombres y mujeres. Le dirán que es para asegurar sus pensiones, pero eso es mentira. Le dirán que es para atender a los inmigrantes, pero eso es igualmente mentira. Todo impuesto es una cesión obligada al Estado –en el caso que contemplamos- del dinero que ganamos para que lo gestione y gaste en favor del bien común y de la manera más eficaz posible. De ahí salen las carreteras, los ferrocarriles y aeropuertos, hospitales y escuelas.

Pero fíjense que, hoy en día, no habría necesidad de que el Estado hiciera tantas cosas porque la iniciativa privada las puede hacer y, de hecho, hace muchas. Hacen aeropuertos, ferrocarriles, hospitales, escuelas. Y, se preguntará entonces, ¿para qué necesita el Estado hacerlo?  Le dirán que es para que funcionen las cosas, pero eso es mentira. Le dirán que es para que todo el mundo pueda tener asistencia, pero eso también es mentira. La gestión privada puede hacerlo igualmente y de manera más eficaz. Hay quien se aprovecha de esas situaciones, dirá. Es posible. ¿Pero acaso no hay corrupción en la cosa pública? Si, y mucha. ¿Por qué entonces ese afán recaudador? Porque eso es poder. Y el poder es control.

Y son ustedes, los votantes, los que les dan el poder para dirigir los destinos de su vida y de su dinero. Es alucinante pero supongamos que usted gana 1.333 euros brutos al mes. La seguridad social y otros conceptos menores, se llevan ya cerca de un 33 por ciento, es decir, ya se queda con 1.000 euros. El IRPF se lleva otro 15 por ciento. Toda compra que usted hace, se lleva entre un 21, 10 o 4 por ciento, según productos.  Tradicionalmente, los gobiernos socialistas son recaudadores. Los gobiernos de ultraizquierda –como Podemos- son confiscadores. Y gastones. Y la suma de unos y otros es una bomba, para la autonomía personal y de un país.

El acuerdo que han alcanzado el Gobierno de Pedro Sánchez y el Podemos de Pablo Iglesias para los presupuestos generales del Estado es marcadamente confiscatorio. Y pone en peligro la recuperación de la economía. Elevar el salario mínimo a 900 euros –o a más- sería el ideal de todo gobernante, al igual que elevar las pensiones y fijarlas al IPC. Pero eso no es posible en este momento. Los pequeños empresarios no pueden permitírselo, porque además esa cantidad lleva consigo más pagos a hacienda y la Seguridad Social. España tiene que pagar las pensiones pidiendo crédito. ¿Creen que eso es sostenible?  Aumentar la cuota mensual de los autónomos unos 35 euros, es un abuso mayúsculo. Espero que los más de tres millones de autónomos se lo agradezcan en las urnas.

Creado en Clave de luna | Etiquetada , , , , | Dejar un comentario

Startups: riesgo y oportunidad (2)

Nacerían y se desarrollarían muchas más startups si tanto el gobierno central como el autonómico facilitaran fiscalmente la inversión en estas empresas incipientes donde el riesgo es muy elevado. Están bien las ayudas a la inversión en I+D y en personas dedicadas a ellos. Pero no es suficiente. Al principio lo que hay en estas sociedades son personas concretas, sus ideas, su trabajo y su dinero. Punto. Un tanto por ciento muy elevado de estas iniciativas mueren en el camino sin alcanzar ni los tres años de vida. Las causas son de lo más variadas, pero vamos a la más decisoria, en mi opinión, que determinará el futuro próximo: la implantación de un gobierno corporativo en la startup.

No sé si fue lo primero o lo segundo que me llevó a invertir en Footters, ec2ce y Bluumi (que ya presenté el sábado pasado), pero el equipo fundador es esencial. Además de convencerte de que esa persona o equipo será capaz de poner en marcha el proyecto, tiene que ser buena persona. Y ha de saber escuchar y pedir consejo. Y, en su caso, saber rectificar o amoldarse a otras decisiones. Lo que significa ser humilde. Y,  por supuesto, honrado. Afortunadamente estas cualidades o virtudes se dan en estos equipos, lo que les ha llevado -además de tener lógica empresarial- a constituir en poco tiempo un consejo de administración y un organigrama directivo con misiones bien determinadas. Este es un punto esencial para el éxito posterior. Alguno se ha podido quedar en el camino, pero hace falta claridad de objetivos, equipo unido y el dinero suficiente para llegar  con éxito a la siguiente fase de crecimiento y expansión.

Con estos mimbres, más los citados el sábado pasado del esfuerzo comercial con el producto definido, llegamos a las puertas de la fase que nos permitirá dar un salto cualitativo y cuantitativo decisivo, con la entrada de uno o varios socios que den estabilidad financiera para los próximos dos o tres años. A este punto hay que llegar con todo ordenado y claro. Generando ingresos –incluso beneficios- y con valoraciones que han multiplicado tu inversión por 4 ó 5 en dos años, como es el caso. Si además llegas a este punto, con acuerdos internacionales o clientes globales o asentamiento exterior, miel sobre hojuelas. Como es el caso.

El nuevo socio o socios que entren tienen que aportar, además de dinero, expectativas claras de negocio y de revaloración de la compañía. En España y Europa seguimos penalizando el valor de la compañía que asociamos únicamente al ebitda. Craso error. Los inversores anglosajones tienen una visión más amplia del valor de la tecnología y sus aplicaciones. Con los nuevos socios llega la fase de expansión geográfica y crecimiento del negocio; de demostrar la rentabilidad de esa idea originaría perfeccionada y palpable, donde te encuentras acompañado con personas que nunca imaginaste. Si se venderá o no la compañía es algo que está por ver. Lo mismo nos gusta cómo funciona y nos instalamos.

Creado en Clave de luna | Etiquetada , , , , , | Dejar un comentario

Startups, riesgo y oportunidad (1)

No encuentro tema más interesante en la actualidad estival que contarles una historia verdadera vivida en primera persona: la aventura de embarcarse en varias startups viendo cómo crecen los proyectos, las dificultades que encuentran, los aciertos y desastres, las penas y las satisfacciones, el éxito o el fracaso. Todo empezó cuando invertí, primero, y  entré, después, en el consejo de WPS, la empresa tecnológica del sector hotelero creada e impulsada por Pedro Fernández-Salvador. Fue, seguramente, una de las primeras startups sevillanas y españolas en tener éxito, aunque entonces no se denominaban así. En 20 años se posicionó en los primeros puestos de su nicho de mercado a nivel global y se vendió a un fondo norteamericano hace tres años que la convirtió en lo que hoy es Onix, que sigue en Sevilla.

De esa operación salió el dinero para los siguientes proyectos empresariales. Los más destacados son Bluumi, una fábrica de aplicaciones móviles con un sistema abierto para grandes corporaciones con miles de clientes o usuarios; ec2ce, posiblemente la primera empresa que aplica inteligencia artificial a toda la cadena agroalimentaria para mejorar rendimientos y prever acontecimientos futuros como cosechas o plagas; Footters, una plataforma digital para retransmitir partidos de fútbol no profesional. Nada que ver un negocio con otro, un equipo de emprendedores con otro, un estilo con otro, una cultura con otra. Pero sí que hay varias cosas en común, y la menos relevante, es que sea socio y consejero en estas tres startups.

Equipos hipermotivados, implicados en el proyecto con su trabajo, su dinero y casi todo, porque esa es la aventura de su vida. Hay una idea original; un desarrollo aplicable; la factibilidad de llevarlo a cabo; con una idea del negocio más o menos clara –esto se puede ir puliendo-. Con un valor añadido y un negocio escalable a todo el mundo. Participar en proyectos así, merece la pena. Y, además, todos creados en Sevilla. En los inicios hace falta algo de dinero para completar el proyecto y ver si se puede ganar dinero con él. Sobra cierto desorden en las tareas y trabajos, cierta desconfianza inicial normal en los nuevos accionistas que están tan locos como para entrar en esa primera ronda; sobran también excesivos requisitos y garantías de la Administración para echar una mano, que al final afrontan los accionistas privados, asumiendo todo el riesgo.

Terminado el producto, hay que hacer clientes. Encuentras, como en todo, gente que se aprovecha, gente que paga lo establecido por un trabajo y clientes que confían. Gracias a estos últimos, también salen adelante todas estas pequeñas compañías. Entre tanto, sigue haciendo falta más dinero (es como un niño recién nacido que tiene sus horas previstas para comer pero que siempre pide más y a cualquier hora). Y, por lo general, sigue siendo más barato el dinero de los accionistas: ni administraciones, ni bancos, ni nada.

Creado en Clave de luna | Etiquetada , , , , , , , , | Dejar un comentario

Para servir, servir Presidente

Esta es una carta que me ha llegado solicitando su publicación. Y eso es lo que hago, comprobando la identificación veraz del solicitante.

 

Empezaría diciendo al nuevo presidente del Gobierno que soy centennials, que no estoy obligado a votar pero, que soy uno de los ciudadanos españoles que no asocio el voto con una fórmula de cambio por la poca credibilidad de lo que provenga del ámbito político de mi país, España.

Mi voz representa a los centennials, pero también a la Generación K. Son casi sinónimos. El nombre procede de la película los juegos del hambre, jóvenes que piensan que viven en una sociedad en permanente conflicto. Un mundo violento, distópico e injusto ante la que deben reaccionar.

Tras el asombroso éxito de la moción de censura del 1 de junio, en mi interior ha surgido una irresistible búsqueda de explicaciones y sentimientos de cómo documentaron la moción y cómo actuar desde el Gobierno para ser coherente con las razones que llevaron al proceso de cambio de presidente.

Por supuesto, que la situación es más confusa y que los motivos de cada uno de los que apoyaron la moción eran muy diferentes y estratégicamente heterogéneos. Como buen adolescente me declaro “ciudadano del mundo” y soy de una generación tolerante que nos preocupa el interés por la política a través de otros mecanismos políticos, no convencionales, como las manifestaciones, concentraciones o marchas de protesta.

Mi generación no muestra un desinterés generalizado, sino más bien una visión crítica sobre algunos elementos de la vida política. Lo único que le pido Presidente, por favor, que tenga el honor de servir a España y aprender a defenderla, que quien no vive para servir, no sirve para vivir.

                                                                                                                                 F.B.V

Creado en Sociedad | Dejar un comentario

Vivir en Política

Política es una galaxia cercana. Allí viven políticos y otras gentes. Los políticos son la casta dominante. Hombres y mujeres. El resto queda a su merced. Se puede acceder a su condición sin ningún requisito especial, aunque habitualmente uno siempre tiene padrinos. Quien consigue entrar tiene su vida solucionada. Para sobrevivir en la casta, además del padrino, hay que obedecer las consignas. La mentira y la traición son consustanciales a su condición, no tienen valor.  Y el poder es el objetivo vital en esa galaxia. Lo que une y lo que separa. Por eso no tienen amigos. No sé si son felices o si saben lo que es eso. Gobiernan Política pensando en sobrevivir, no en las otras gentes. Les da miedo la libertad, porque lidiar con algo que no controlan les hace inseguros. Las otras gentes, las que les pagan para gobernar con justicia y bien común, se dan cuenta de lo que hacen los políticos. Los sufren. Pero hasta ahora no han podido corregir todos esos defectos.

Tenemos nuevo presidente. Pedro Sánchez. Secretario general del PSOE. En dos días, literalmente. Surgido de un calentamiento global en el hemiciclo. Surgido de la mentira, la traición y el compadreo. Tratando a patadas la verdad, la lealtad y veremos también si la unidad de España. Poca decencia hay en este modo de obrar. En esta ética, como algunos la llaman y no saben de dónde ha salido esa palabra. Pero resulta que se usa mucho. Ha sido una gran manipulación. Y, oye, los 8 partidos que se han confabulado para conseguirlo, lo saben perfectamente. Donde no hay confianza, nada bueno puede salir. Ni se puede construir. Solo destruir. Al tiempo. Otra vez.

La segunda parte de una legislatura consiste en trabajar para las próximas elecciones. Esa es la dinámica. Así que prepárense. Aquí nadie ha pensado en los gobernados, salvo los partidos nacionalistas e independentistas, que sacarán tajada para sus votantes. Y así no puede progresar un país. Es imposible. Nuestros políticos, salvo honrosas excepciones, viven en otra galaxia. No tengo ni idea de lo que durará el nuevo gobierno. Pero para hacer frente a los inmensos retos que tenemos por delante, se necesita de un gobierno fuerte, sólido y coherente.

El gobierno saliente se ha desgastado por recuperar la normalidad. Porque la situación requería decisiones duras, persistentes y coherentes. Salir de la mayor crisis económica nunca vivida y heredada de un gobierno socialista dirigido por un visionario como Zapatero. Combatir con la ley los desafíos secesionistas del gobierno catalán, a quien Zapatero dio las herramientas para acometerlos. Combatir el terrorismo yihadista todos los días. Conseguir crear empleo –aunque fuera en gran parte temporal- a razón de casi medio millón de puestos al año. En definitiva, poner a funcionar con cierto orden el país y devolver la esperanza a los ciudadanos. Pues, oigan, la verdad es que han hecho mucho. Y eso que un servidor también estaba cabreado. Ciertamente les ha faltado tacto. Pero la herencia del caso Gürtel les ha pesado. Y ha servido de excusa perfecta para la gran manipulación. Este sistema hay que mejorarlo. Definitivamente. Los de la galaxia tienen que bajar a la tierra.

Creado en Clave de luna | Etiquetada , , , , , , , | Dejar un comentario

Virulencia política

Pensaba hacer unas consideraciones sobre el nuevo modelo de financiación autonómica y la propuesta de la Junta de Andalucía sobre el particular, y más una vez aprobados los Presupuestos Generales del Estado, lo cual abría las posibilidades de empezar a negociar, por fin, uno de los puntos fundamentales para el buen gobierno de las autonomías y de Andalucía. Pero dadas las circunstancias políticas del momento, parece que toda la oposición ha decidido provocar un terremoto en España, así, en caliente, sin valorar el alcance de quedarnos sin gobierno, poner otro o ir a unas elecciones anticipadas. Salir de la normalidad institucional siempre sale muy caro para los de siempre: los gobernados. Y, sinceramente, todavía no convencen las razones de la sentencia del caso Gürtel como para que el PSOE o Ciudadanos decidan dinamitar la legislatura. Vamos por partes.

Según nos han informado, la sentencia del caso Gürtel, que hace referencia a otros tiempos,  dice estar probado que el PP de dos ayuntamientos madrileños se financiaron de la trama político-empresarial, para pagar sus campañas electorales. No se refiere por tanto ni a la campaña del PP ni a todo el partido. Luego están todos los ladrones que cobraron sus comisiones. Casos de estos, los tienen todos los partidos. Por desgracia. Y cuanto más está un partido en un gobierno, más se producen. Por ahí se mide la calidad de nuestros partidos. En fin, que es más de lo mismo en todos estos años de democracia. No sé a qué viene tanto rasgue de vestiduras hipócrita.

Es sabido que Pedro Sánchez solo tiene en mente ser presidente. Y esta será la tercera vez que lo intente, aunque sea aliándose con el mismísimo diablo. Y aunque tenga el partido dividido, ahí va. Se supone que con los votos de toda la oposición de izquierdas más los independentistas, podría salir adelante su moción de censura. Pero resulta que el señor Pablo Iglesias está absolutamente en la picota, por su chalé. Vamos, por su milésima incoherencia y mentira. Y resulta que tenemos el desafío independentista en Cataluña, con más virulencia que nunca, y al frente de su gobierno, a un nazi, que diría Alfonso Guerra. El resultado de que saliera adelante un gobierno multipartido con estos señores, es ir de Guatemala a Guatepeor. Y ustedes lo saben.

El adelanto electoral que propone Ciudadanos sería mejor opción que la anterior. Por la sencilla razón de que sería más limpia y nos dejaría decidir a los españoles a quién queremos que nos gobierne. Porque la foto política del inicio de legislatura, poco tiene que ver con la actual. Un adelanto electoral, podría además cambiar el gobierno –si así lo decidimos libre y democráticamente- de forma ordenada. Sin que los independentistas catalanes aprovechen la coyuntura para seguir robando y estableciendo un gobierno paralelo, autoritario y xenófobo. Y por supuesto, olvídense de la recuperación económica y del empleo, si la moción de censura consigue salir adelante. Piénsenlo de verdad. Que luego vienen los llantos y lamentaciones. Sobre todo, piénsenlo bien los políticos. Que alguien piense en España, por favor.

Creado en Clave de luna | Etiquetada , , , , , , , , , | Dejar un comentario

Volando del revés

Hace unos pocos días, como si se quisiera calentar el ambiente de la gran feria aeronáutica europea ADM celebrada en Sevilla esta semana, conocimos un hecho insólito para el sector: la Junta de Andalucía se hacía cargo de la Fundación Hélice. Después de casi un año de crisis, desde que Airbus saliera de esta fundación y gran parte de las empresas asociadas decidieran constituir una nueva asociación integrada solo por empresas, el nuevo proyecto de Hélice ha sido anunciado. También el de la asociación empresarial, pero vamos por partes.

La nueva Fundación Hélice está presidida por el consejero de Empleo, Empresa y Comercio, Javier Carnero. Vuelve Airbus, con una vicepresidencia. Y la Fundación Andaluza para el Desarrollo Aeroespacial (FADA), continua, en esta ocasión, con la otra vicepresidencia. Se entiende que las universidades y sindicatos que estaban ahí sentados –a imagen y semejanza de una mesa de concertación del sector- también seguirán. Aertec y Alestis Aerospace, los dos grandes impulsores de la nueva asociación empresarial, mantienen sus puestos en la nueva Fundación Hélice, imagino que a la espera de conocer mejor los objetivos que se proponen.

La nueva asociación de empresas aeronáuticas nace por la necesidad perentoria de, fundamentalmente, conseguir contratos para el sector por el mundo mundial, con independencia de los que ya tienen o pueden obtener de Airbus. Pero con Airbus no tienen suficiente. Y nunca es bueno depender de un solo cliente. Eso es de primero de empresariales. O de primero de experiencia profesional empresarial. De ahí que alcen el vuelo a través de la asociación para ver qué pueden pescar por Oriente y Occidente. Esa es fundamentalmente la labor del nuevo director de la asociación, Juan Román.

Vuelvo a la Fundación Hélice. Hay algunas cosas que en la Junta de Andalucía no terminan de entender y es que una administración está para acompañar, facilitar, ayudar, alentar a los sectores económicos y las empresas, no para dirigirlas. Cuando se pone al frente de la Fundación Hélice –o de cualquier otra institución similar- está diciendo que yo dirijo los destinos del sector porque además yo soy el que pone la pasta, para lo cual ya han anunciado un plan estratégico para el mismo. A pesar de que todavía no se haya terminado el plan nacional para el sector aeronáutico, en ciernes desde hace demasiado tiempo. Sinceramente, yo antes me enteraría de por dónde irá el plan estratégico nacional. Porque no vivimos en una isla y menos en este sector, que es más mundial que cualquier otro, con unos pocos actores tractores totalmente conocidos.

Si alguien sabe lo que necesita una empresa y las empresas que conforman un sector, son ellos mismos. Y ellos son los que tienen que marcar las pautas, los planes, las estrategias. La administración es necesaria en este proceso de hacer crecer y afianzar un sector, pero créanos, por favor, cuando les decimos que su papel es de acompañarnos y facilitarnos el trabajo. O innovamos en los modos y maneras o seguiremos con los talleres de siempre, si es que las multinacionales no terminan comprando todo.

Creado en Clave de luna, Empresas | Etiquetada , , , , , , , , , , , , | Dejar un comentario

Elogio a la empresa familiar

Más del 80 por ciento de las empresas andaluzas son de carácter familiar y, de esas, la mayoría son pequeñas. Se cuentan con los dedos de las manos y de los pies aquellas que superan los cien millones de facturación. Y su longevidad no supera los cien años, salvo algunas excepciones, sobre todo en las bodegas de Jerez. Una empresa familiar es más que una empresa. Es un proyecto de vida de una familia ligada a una empresa que conlleva mucho sacrificio, mucho trabajo, renuncias sin número y algunas satisfacciones. Como sucede en la familia es un lucha constante por la supervivencia, donde el beneficio a corto plazo es una tentación superable en favor del fortalecimiento y continuidad de la compañía y de todos los trabajadores de la misma.

Se equivoca quien quiera identificar a los empresarios familiares como señoritos ricachones que viven del esfuerzo de los demás. Cada uno llevará el estilo de vida que quiera y pueda –siempre hay versos sueltos-, pero esos personajes quedaron para la historia de Andalucía, cuando se paseaban a caballo por sus tierras, hoy venidas a menos. No. Por lo general, se trata de personas que, aun teniendo patrimonio, son austeras, participan a los demás del fruto de su trabajo con generosidad, miran con lupa los gastos y se desprenden de lo superfluo, dan ejemplo de laboriosidad y sacrifico a sus colaboradores, ayudan a los empleados más allá de lo que pueda dictar la justicia, prefieren aguantar el tirón antes que proceder al temido ERE que solo aplicarán sino hay más remedio para la supervivencia. Reinvierten la mayor parte del beneficio, después de satisfacer a sus accionistas, siempre con prudencia. Porque hay años buenos y años malos. Cierto que habrá empresarios-jefe mejores que otros y con más o menos carácter, pero eso lo tenemos en todas las familias y en todos los trabajos.

En fin, son la base de la economía andaluza y, por ende, de la sociedad del bienestar que disfrutamos todos. No lo olviden nunca. La actividad empresarial se inició en Andalucía algo más tarde que en otras zonas quizá por su carácter eminentemente rural. De ahí que no gocemos de un mayor número de empresas de gran tamaño. Pero las que sí han alcanzado esa cota son el motor y sostén de su zona de influencia. Ahí tenemos a Gonzalez Byass y Osborne, a AZVI y Mayoral, a Cosentino y Acesur, a Persán y Ayesa, Alvic y Eurosemillas,  Grupo Aromas y Supermercados Mas, Migasa y Dimarosa, Netco, Royal o Ángel Camacho. Por poner unos ejemplos.

La supervivencia en el tiempo de la empresa familiar no solo depende de la prudente gestión de su negocio y reparto de beneficio, sino de la gestión de los miembros de la familia en la propia empresa y de la sucesión al frente de la misma. Manteniendo sus valores esenciales, las empresas familiares han incorporado todas las novedades tecnológicas a sus procesos y las mejores prácticas de gobierno. Por eso, quien dirija la empresa en el futuro ha de ser el familiar más idóneo.  Y para eso se requiere liderazgo y conocimiento. Porque está en juego la empresa. Más aún; porque está en juego el proyecto de vida familiar.

Creado en Clave de luna | Etiquetada , , , , , , , , , , | Dejar un comentario

¡Que se la corten!

El PSOE de Pedro Sánchez ha encontrado la fórmula mágica para arreglar el farragoso y caro tema de las pensiones de los españoles: cargarse a los pensionistas. Eso sí, gratis. Y, oiga, dignamente, solo faltaba. Para lo cual, el partido socialista ha presentado una proposición de ley en el Parlamento Nacional sobre la eutanasia. Mejor, sobre la muerte digna, no vaya a dañar la sensibilidad de algunos palabras tan duras como suicidio asistido. Pero no se preocupen los pensionistas, o al menos no todos, que la ley está para protegerlos. La ley de muerte asistida solo será aplicable a los enfermos incurables y a los discapacitados graves. Habrá un proceso de selección, nada de igualdad para todos, no. Serán seleccionados. Y para que no queden dudas, el PSOE quiere que sea un derecho constitucional. A esto llaman ley garantista. Así es que mucha paz. Ya no tiene que preocuparse de si recibirá pensión o si las subirán o no. Aquí paz y después gloria. Bueno, esto no entra dentro de la ley, pero lo mismo en el trámite parlamentario lo introduce el PSOE o Podemos, que son también muy de organizarte la vida. Perdón, la muerte.

Ya no tendrá que ir a Suiza a morir. Eso es una falta de todo. Un país frío y caro. Coño, los españoles tenemos que morir en España. Que es donde mejor se vive. Con buen tiempo, buen comer, mejor vino, folklore de primera, junto con tu familia y amigos de siempre. Nada. A morir en España. Y gratis, que las pensiones son una mierda y no dan para casi nada. Como el PSOE quiere que entre dentro del sistema Nacional de Salud la muerte asistida, no se preocupe, que se lo pagamos todos los españoles. En su casita. O en el hospital, como quiera. Una boca menos que alimentar. Que cuesta mucho sacar dinero para las pensiones. Como no queremos tener hijos, cada español que trabaja tiene que sacar adelante su pensión y la de otro que ya no trabaja. Hay que ser solidario. Pero sobre todo, hay que ser carajote.

Estos chicos del PSOE de Pedro Sánchez han tenido esta certera ocurrencia para facilitar que podamos matar legalmente a los ancianos inservibles suavemente. Carajotes. Que sois unos carajotes. ¿Ven ustedes que peligro tienen los que no tienen dos dedos de frente? Quieren convertir la Democracia –la opinión de la mayoría- en la máxima de la verdad y de lo que está bien o está mal. Si la mayoría del Parlamento vota a favor de esta ley de la eutanasia, se han convertido en los señores que deciden quien vive y quien muere en este país. Quien tiene derechos y quién no. Desde luego los no nacidos, no tienen ningún derecho. Y los mayores enfermos incurables –hay mogollón así, muy propio de la vejez- o discapacitados graves, tampoco tendrán derecho a vivir. Al tiempo. Es la lógica de la irracionalidad. No al sufrimiento de los toros, sí al aborto y a la eutanasia.

Pero sinceramente, antes que matar a un no nacido y antes que matar a un anciano, prefiero que les corten la pilila a los violadores. ¿No será tan grave, ya puestos, no? ¿Por qué no lo proponen?

Creado en Clave de luna | Etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , | Dejar un comentario

Impuestos y financiación andaluza

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, está inmersa en una apuesta de la que no sabemos casi nada: la nueva financiación autonómica. Su lógica intención es que en el futuro reparto de fondos la comunidad autónoma reciba más de 4.000 millones de euros más. Pero no sabemos todavía cuándo se producirá eso, ni bajo qué fórmulas matemáticas y estadísticas, ni si el resto de comunidades aceptarán la propuesta realizada por la Junta, ni cómo se distribuirá ese dinero, si finalmente se obtiene. Hay un informe sobre esta materia que aprobaron los grupos parlamentarios esta semana, salvo Ciudadanos, que votó en contra. Una nota discordante que parece no haber sentado demasiado bien a la presidenta, pues en su discurso con ocasión del 28F, pidió unidad en la reivindicación. Lo cierto es que esta propuesta es la elaborada por el partido socialista, y no ha admitido ninguna enmienda, ni siquiera del PP, que finalmente también lo ha aprobado.

Con el alza de las pensiones en la batalla política, una segura mayor factura que España tendrá que pagar a Europa tras la salida de Gran Bretaña de la Unión y una abultadísima deuda pública que hay que reducir, no parece probable que el país esté en condiciones de producir un superávit en sus cuentas capaz de satisfacer las demandas de tantos sectores sociales, políticos y empresariales. La financiación autonómica futura se repartirá lo mismo que ahora, pero de manera diferente. Y se supone que será para que los desequilibrios entre comunidades autónomas se reduzcan lo más posible.

Por tanto, los resultados de la financiación autonómica de los años anteriores –una comunidad autónoma desarrollada que pueda financiarse lo más posible con recursos propios- también marcarán el futuro de la nueva financiación. Es decir, que no solo se tendrá en cuenta el nivel de desequilibrio de una comunidad sino también el resultado obtenido por la gestión de los recursos anteriores. No parece probable que otras comunidades acepten repartos mayores a otras en detrimento propio, si el dinero no da los frutos requeridos. En este balance global de la gestión por comunidades, no sé en qué puesto estará Andalucía. Parece claro que Madrid está en el mejor puesto y Extremadura en el último. Y nosotros debemos andar por el final, dado nuestro nivel de paro y de abandono escolar, unido a una de las presiones fiscales más altas de España, sobre todo hacia las clases medias y bajas.

Parece claro que la gestión de los recursos públicos se puede mejorar. Pero la política socialista tiende siempre –el peso de la historia- a financiar y aumentar el aparato público, sin tener en cuenta que se necesita de mucho recurso privado para financiar todos los servicios públicos. Y si no crece la base empresarial y se mantiene o crece la parte pública, los únicos recursos disponibles para financiarse son los impuestos a los ciudadanos. Por eso Andalucía tiene impuestos tan altos. Y por eso seguirán aumentando si no ampliamos la base empresarial. Y para que esto suceda, la administración ha de mejorar las condiciones acometiendo más inversiones productivas. Cosa que no hace.

Creado en Clave de luna | Etiquetada , , , , , , , , , , , | Dejar un comentario