La dimisión de Calderón y los pufos asamblearios

El presidente del Real Madrid, Ramón Calderón, ha dimitido presionado por su junta directiva. La causa última ha sido el presunto amaño de la asamblea que le llevó a la presidencia del club. Y es que ser presidente del Madrid tiene una notoriedad nacional e internacional que ya la quisieran para sí muchos políticos, empresarios, profesionales, artistas… en fin. Impresionante. ¡Lo que hace el fútbol! ¡Esto sí que es el opio del pueblo! A lo que íbamos que me pierdo en otras disgresiones. Que un puesto como el de presidente del Real Madrid es muy apetitoso y se lo pelean a golpes los más madridistas y, por lo general, vanidosos empresarios o profesionales de la corte. Y lo triste es ver cómo se las gastan. Bueno, les puedo decir que eso mismo sucede en la mayor parte de los clubs de fútbol españoles. Y que también sucede en las imponentes juntas de accionistas de las grandes empresas donde controlan a todos los accionistas, los que intervienen, cómo bloquear posibles golpes bajos a la dirección o propiedad mayoritaria de la empresa o banco… etc. Cuento esto -que no suceden en todas las compañías pero sí en unas cuantas- no en favor de Ramón Calderón, que no conozco. Si no porque es práctica más o menos común hacer esas trampas. Y es triste. Pero hay cosas peores. Como servirse del club para hacer negocios personales o cosas por el estilo.  Repasen los presidentes de clubes españoles y a ver que impresión les causa. Espero que para ejemplo de la sociedad y del deporte, vayamos teniendo presidentes dignos que sirvan al noble quehacer deportivo y de sus sociedades.

Esta entrada ha sido creada en General y etiquetada como , , . Marca el permalink. Enviar un comentario o deja un trackback: URL para trackback.

Envía tu comentario

Su correo nunca será publicado o compartido. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*