¿Qué ha pasado en EADS CASA?

Una casa grande es difícil de organizar. El gigante aeronáutico europeo EADS es un pedazo de casa en el que hay varios inquilinos, entre otros, tres países: Alemania, Francia y España, éste último, con menos peso. Vamos, que es difícilmente gobernable. Y más aún en tiempos de crisis, donde el reparto de la tarta es menor y todos quieren el mayor trozo. Básicamente esta es la causa de que la cúpula ejecutiva de EADS haya cesado a Carlos Suárez como presidente de EADS CASA y de dirigir la división de aviones militares de Airbus. La causa inmediata ha sido su oposición al modo en que Airbus quiere integrar la división miliar española, con la pérdida consiguiente de poder español en el consorcio aeronáutico. Pero comprenderán que en estas cosas influyen muchos factores. Es como tirar de una cereza y te sale todo un racimo.

 

Aunque la cúpula de EADS se haya comprometido con mantener el peso de España dentro del grupo, con su carga de trabajo, sus plantas, sus empleos y su libertad de acción, lo que sucederá es que la gestión –es decir, la decisión de mando y capacidad operativa- se nos irá fuera de España. A nivel práctico significa que desaparecerán muchos jefes en Madrid y en Sevilla. También supondrá una organización interna nueva. Ciertamente era un tanto inusual dentro del consorcio la autonomía de EADS CASA. Incluso se fabrican piezas de aviones civiles para Boeing, la competencia. En Sevilla mismo. En España además se han conseguido muchos contratos de carácter militar; además de los productos propios de CASA, también está una parte muy importante del A400M, aviones tankers, helicópteros de combate Tigre etc. Es decir, algo muy goloso de asumir por cualquiera, máxime cuando han disminuido los pedidos de aviones civiles en Airbus y también en Boeing. Y Airbus en Francia no tiene muchos pedidos que digamos.       

 

Si a esto añadimos el fracaso organizativo –y previamente operativo- del A400M, con nuevos retrasos y más presupuesto que añadir. Y la reorganización interna de todo este programa, además de aplicar el plan Power 8, que supondrá una significativa reducción de gastos y costes ante la crisis, pues añaden nuevos motivos al cambio de presidente de EADS CASA. Y no les digo nada si, con esta operación, el poder de los sindicatos se diluye en España. Y si pasamos al plano de la alta política, donde los gobiernos se intercambian decisiones empresariales como si de cromos de futbolistas se trataran, la cosa se complica mucho más.

 

En definitiva, Carlos Suárez ha sido una cabeza de turco de una situación que le superaba a él y nos ha superado a España. No ha tenido más remedio que oponerse a la integración de la división española en la europea, por honradez torera y por defender nuestros intereses, que también estaba ahí para eso. Con lo bien que se entendía la Junta de Andalucía con él, es realmente una pena. Esperemos que su sustituto, Domingo Ureña, entre en buena sintonía con el consejero de Innovación, Francisco Vallejo.

Esta entrada ha sido creada en Clave de luna y etiquetada como , , , . Marca el permalink. Enviar un comentario o deja un trackback: URL para trackback.

3 Comentarios

  1. Zapatero Tancredo
    Enviado el 3 marzo 2009 a las 17:21 pm | Permalink

    ¡ Ya estamos en el centro de Europa !
    Lo que tu me pidas Sarko…

  2. Jose Manuel
    Enviado el 4 marzo 2009 a las 14:17 pm | Permalink

    En general el análisis que haces no está mal, pero en la frase “Si a esto añadimos el fracaso organizativo –y previamente operativo- del A400M, con nuevos retrasos y más presupuesto que añadir. ” se aprecia que no conoces como es la situación desde dentro. Esta afirmación es dañina para nuestra empresa, por que nos desacredita a la parte española (EADS-CASA), pues al final demostramos, como siempre, que aquí se funciona eficientemente, en contra de las espectativas, y con unos altos niveles de creatividad. Es además una afirmación injusta y falsa. Es injusta por que los problemas de los retrasos del A400M tienen un orígen exterior a la propia compañía: tiene su origen en una decisión política a nivel de la Unión Europea, en contra del parecer de los técnicos de Airbus, que ya desaconsejaban la opción adoptada para la planta de potencia del A400M. Somos pues presos de decisiones políticas. Aquí hablaron y decidieron los políticos, desconocedores del tema, sin tener en cuenta la sabia opinión de los técnicos. Tu afirmación es falsa, porque los retrasos del A400M no son por problemas organizativos. Esa afirmación no refleja una nueva realidad en la organización de nuestra empresa. En el programa A400M se viene trabajando aquí en la Factoría de San Pablo desde hace varios años. Cuidadosamente se ha ido adoptado y perfilando con éxito, el modelo organizativo de Airbus para la producción, que es un modelo complejo, pero que funciona, y todas las fases de la cadena de producción para el avión, están preparadas (lo sabemos porque ya están funcionando con las primeras unidades de desarrollo) y responderán para proporcionarnos la cadencia prevista cuando la fase de desarrollo finalice y comience la producción en serie.

  3. silvano silva
    Enviado el 17 diciembre 2009 a las 9:34 am | Permalink

    Si no fuera por los sindicalistas flojos y perros de CASA, esta sería una gran empresa.

Un Trackback

  1. Por Trabajo desde el hogar el 12 marzo 2009 a las 20:05 pm

    Trabajo desde el hogar…

    Estoy totalmente de acuerdo. Pero querría añadir que la libertad de elegir con tus decisiones es algo que no tiene precio. Ser tu propio jefe es genial. Pero hay que gestionar bien el tiempo para que el 20% del total del tiempo no sea solo el que pro…

Envía tu comentario

Su correo nunca será publicado o compartido. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*