Volando del revés

Hace unos pocos días, como si se quisiera calentar el ambiente de la gran feria aeronáutica europea ADM celebrada en Sevilla esta semana, conocimos un hecho insólito para el sector: la Junta de Andalucía se hacía cargo de la Fundación Hélice. Después de casi un año de crisis, desde que Airbus saliera de esta fundación y gran parte de las empresas asociadas decidieran constituir una nueva asociación integrada solo por empresas, el nuevo proyecto de Hélice ha sido anunciado. También el de la asociación empresarial, pero vamos por partes.

La nueva Fundación Hélice está presidida por el consejero de Empleo, Empresa y Comercio, Javier Carnero. Vuelve Airbus, con una vicepresidencia. Y la Fundación Andaluza para el Desarrollo Aeroespacial (FADA), continua, en esta ocasión, con la otra vicepresidencia. Se entiende que las universidades y sindicatos que estaban ahí sentados –a imagen y semejanza de una mesa de concertación del sector- también seguirán. Aertec y Alestis Aerospace, los dos grandes impulsores de la nueva asociación empresarial, mantienen sus puestos en la nueva Fundación Hélice, imagino que a la espera de conocer mejor los objetivos que se proponen.

La nueva asociación de empresas aeronáuticas nace por la necesidad perentoria de, fundamentalmente, conseguir contratos para el sector por el mundo mundial, con independencia de los que ya tienen o pueden obtener de Airbus. Pero con Airbus no tienen suficiente. Y nunca es bueno depender de un solo cliente. Eso es de primero de empresariales. O de primero de experiencia profesional empresarial. De ahí que alcen el vuelo a través de la asociación para ver qué pueden pescar por Oriente y Occidente. Esa es fundamentalmente la labor del nuevo director de la asociación, Juan Román.

Vuelvo a la Fundación Hélice. Hay algunas cosas que en la Junta de Andalucía no terminan de entender y es que una administración está para acompañar, facilitar, ayudar, alentar a los sectores económicos y las empresas, no para dirigirlas. Cuando se pone al frente de la Fundación Hélice –o de cualquier otra institución similar- está diciendo que yo dirijo los destinos del sector porque además yo soy el que pone la pasta, para lo cual ya han anunciado un plan estratégico para el mismo. A pesar de que todavía no se haya terminado el plan nacional para el sector aeronáutico, en ciernes desde hace demasiado tiempo. Sinceramente, yo antes me enteraría de por dónde irá el plan estratégico nacional. Porque no vivimos en una isla y menos en este sector, que es más mundial que cualquier otro, con unos pocos actores tractores totalmente conocidos.

Si alguien sabe lo que necesita una empresa y las empresas que conforman un sector, son ellos mismos. Y ellos son los que tienen que marcar las pautas, los planes, las estrategias. La administración es necesaria en este proceso de hacer crecer y afianzar un sector, pero créanos, por favor, cuando les decimos que su papel es de acompañarnos y facilitarnos el trabajo. O innovamos en los modos y maneras o seguiremos con los talleres de siempre, si es que las multinacionales no terminan comprando todo.

Esta entrada ha sido creada en Clave de luna, Empresas y etiquetada como , , , , , , , , , , , , . Marca el permalink. Los Trackbacks están cerrados, pero puedes enviar un comentario.

Envía tu comentario

Su correo nunca será publicado o compartido. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*