¿A quién se le ocurrió?

Hace unos días se me ocurrió compartir en LinkedIn una afirmación que venía firmada por Warren Buffett, ya saben, el octogenario multimillonario norteamericano que todo lo que toca convierte en oro. De hecho, es de las personas más ricas del mundo. Buffett decía lo siguiente en ese post: “Yo podría terminar con el déficit en tan solo cinco minutos. Solo hay que aprobar una ley que diga que, cada vez que haya un déficit mayor al 3 por ciento del PIB, todos los miembros del Congreso son inelegibles para la reelección”. Para mi humilde cuenta, la frasecita tuvo tres mil visualizaciones. Lo cual es mucho.

Se acordarán que James Cameron fue el primer ministro inglés que decidió convocar un referéndum para que los británicos decidieron por si mismos si querían estar unidos a Europa o por el contrario, seguir construyendo su país al margen de Europa. Nadie le había pedido semejante propuesta de muchísimo calado. No existía ningún problema al respecto en la sociedad británica y, sin embargo, se lanzó a la piscina. Resultado de su original propuesta es que tiene al país dividido -como fue el resultado del mencionado referéndum-, tiene al Parlamento dividido y todavía no hay una solución a la vista. Y esa situación está acarreando un malestar social de primera categoría y una inestabilidad económica que están sufriendo nuestros queridos vecinos del norte de Europa.

Pienso ahora en algunas leyes que nos trajo el iluminado expresidente Zapatero, sobre todo de carácter social, que nos ha sumido a los españoles en una confusión sobre cuestiones que tienen que ver con la llamada violencia de género y la división entre hombres y mujeres. Pienso en el maquiavelismo de Pedro Sánchez para mantenerse en el poder, a costa de una política de gasto imposible de compensar a corto plazo con los impuestos de todos los españoles, en un absentismo respecto a temas capitales como las pensiones -que no se cubren con los impuestos- o la tibieza respecto al independentismo catalán, con la división social que sigue existiendo en esa comunidad autónoma.

Decisiones como las descritas me recuerdan la propuesta de Warren Buffet. A todos estos mete patas, que han traído tanta división y sufrimiento con medidas concretas, se les debería de retirar el carnet de político. El ejercicio de la política es la profesión con más carga de responsabilidad y con menos pago de la irresponsabilidad de sus actos de toda la sociedad. Piensen lo que pasa con un médico que se equivoca en su diagnóstico; un directivo que toma una mala decisión; un periodista que se equivoca por no chequear sus fuentes; un bombero que no acierta a apagar el fuego etc. Creo que me siguen.

El ejercicio de la política y del gobierno lleva consigo una enorme responsabilidad. Y es por ello que debe ser regulada como una profesión que requiere de una alta preparación. Por tanto, no todo el mundo debería de ejercerla. Igual que otras profesiones, como mínimo. Y, también por ello, debe de estar bien pagada.

Esta entrada ha sido creada en Clave de luna y etiquetada como , , , , , , , , , , . Marca el permalink. Los Trackbacks están cerrados, pero puedes enviar un comentario.

Envía tu comentario

Su correo nunca será publicado o compartido. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*