Va por ti, maestro

El curso está llegando a su fin, los universitarios viven sus últimos días de biblioteca y el verano está a la vuelta de la esquina. Por eso esta tarde, en La radio de los blogueros, queremos recordar a los mejores y a los peores profesores de nuestras vidas. Para ello estarán con nosotros, en directo y desde el estudio, Pedro Jaén (http://revistaletralibre.blogspot.com) y algunos de sus alumnos de Lengua Española y Literatura. Pero nos interesa especialmente tu opinión, así que, si te apetece reconocer la labor de los maestros con los que más aprendiste, o si por el contrario buscas la más cruel de las venganzas, éste es tu momento. ¿Qué profesores te marcaron con sus enseñanzas, en un sentido u otro? ¿Recuerdas alguno de sus motes?    

Además, entrevistaremos a Juan Antonio González Romano, ‘El profe’ en la red, que está a punto de publicar su libro Alguien me responde, antología de su blog Ah de la vida (http://ahdelavida.blogspot.com). También, como cada viernes, escucharemos un nuevo artículo de nuestro colaborador más canalla, Juan ‘El Manteca’ (http://juanmanteca.blogspot.com) y conoceremos las curiosidades del retrato que Velázquez hizo de su maestro, Francisco Pacheco, con El Aguaó (http://elaguadordesevilla.blogspot.com).

Ya puedes dejar tus comentarios. Como siempre, serán leídos en directo durante el programa, de 19.05 a 20.00 horas. Y recuerda, los dos mejores comentaristas recibirán dos entradas para ir a la Sala Cero Teatro (http://salacero.com). Nos esperan grandes sorpresas. ¡No faltes!

Esta entrada ha sido creada en General. Marca el permalink. No se pueden hacer ni trackbacks ni comentarios.

21 Comentarios

  1. Enviado el 18 junio 2010 a las 10:25 | Permalink

    En realidad, a mí más que hablar de mis profesores, me gustaría hablar de mis estudiantes, que tanto me han hecho crecer. Uno ama este trabajo porque cree que puede ayudar a personas que se están formando. No hay nada más hermoso que uno de ellos te diga, maestro, he aprendido contigo, maestro, nos has enseñado a pensar. Cosas como éstas hacen que el final de curso, tan estresante siempre, merezca la pena. Una vez y otra. Y otra. Y, en cuanto a maestros, imagino que, como en todas las profesiones, los habrá buenos y malos, algunos que nos marcan y otros que olvidamos rápidamente. No creo que haya más secretos que ser fiel y honesto con uno mismo e intentar ser un buen ejemplo. Conseguirlo, cuando se hace, es maravilloso. Besos y abrazos.

  2. Jaime
    Enviado el 18 junio 2010 a las 10:29 | Permalink

    A mi me dio clases el Vacasagrá, llevaba más años en el instituto que el propio instituto, pero aprendí tela de literatura con el. También recuerdo que al de química le llamábamos El sacarosa y a la de gimnasia La megáfono,os podeis imaginar el motivo………………….. ¡¡Saludos!!

  3. Inma García González
    Enviado el 18 junio 2010 a las 10:36 | Permalink

    Os dejo un poema de Gabriel Celaya que siempre me pareció precioso y que se llama EDUCAR:

    Educar es lo mismo
    que poner un motor a una barca,
    hay que medir, pensar, equilibrar,
    y poner todo en marcha.

    Pero para eso,
    uno tiene que llevar en el alma
    un poco de marino,
    un poco de pirata,
    un poco de poeta,
    y un kilo y medio de paciencia concentrada.

    Pero es consolador soñar,
    mientras uno trabaja,
    que esa barca, ese niño
    irá muy lejos por el agua.

    Soñar que ese navío
    llevará nuestra carga de palabras
    hacia puertos distantes, hacia islas lejanas.

    Soñar que cuando un día
    esté durmiendo nuestro propio barco,
    en barcos nuevos seguirá nuestra bandera enarbolada.

  4. Enviado el 18 junio 2010 a las 10:49 | Permalink

    A mí me produce cierta melancolía que algunos de los maestros que tuve en EGB (don Francisco, de 3º, que, junto con el director, se la jugó haciéndome pasar a 5º con alguna trampilla burocrática porque, según él, era un chaval brillante) o en BUP (la pizarra pulcra y el puro apagado de don Serafín domesticando la serpiente de una integral descomunal) no puedan saber que aquel alumno tímido, poco estudioso pero buen estudiante y ansioso aprendedor, ha tenido un cierto éxito profesional. Vaya desde aquí mi más sincero agradecimiento hacia todos ellos, donde quiera que estén.

    Un abrazo

  5. Juanma
    Enviado el 18 junio 2010 a las 11:29 | Permalink

    Mis queridos niños:

    Un beso para todos y un secreto: compartí maestro con Juan “El Manteca”. Buena parte de lo que soy, se la debo a Don José Pedro Martín Hernández. Impagable que me enseñara el amor incondicional que le tengo a la Lengua.

    Ea, a disfrutar hoy mucho, mucho, mucho…

  6. Juanma
    Enviado el 18 junio 2010 a las 11:31 | Permalink

    Querido Tato: el “don” por delante del nombre en aquellos viejos maestros que tuvimos es maravillosamente inevitable, ¿verdad?

  7. Enviado el 18 junio 2010 a las 11:58 | Permalink

    Una de las profesiones más importantes del mundo y de las más gratificantes y sin embargo, hoy en día, prácticamente nadie le da valor, no se respeta en realidad lo que opina el profesor. Para los padres, en muchos casos, un mero empleado al que echarle la bronca si el niño no saca buenas notas. Esos profes maravillosos, que tienen día a día tanta paciencia y entrega, que lo dan todo por casi nada, a cambio de ver de vez en cuando un poco de luz en la mirada de un alumno, de ver un poquito de interés. Me parece fantástico que les dedique un programa y todos los que hagan falta, a esos maestros de la vida. Un abrazo fuerte a todos.

  8. Enviado el 18 junio 2010 a las 12:06 | Permalink

    Había escrito un buen trozo pero se me ha borrado por culpa de un pájaro que está picando la línea…

    Pero me acuerdo de la pregunta al licenciado: ¿Bondad o tristeza en el rostro del maestro Pacheco?

    Besos asilvestrados para todos.

  9. Enviado el 18 junio 2010 a las 12:08 | Permalink

    En mi colegio se estilaba la mano dura y he de reconocer que en mis años de EGB me he llevado una jartá de cosquis, a Dios le doy gracias de que por esos años no se estilaban las tecnologias porque si con una goma de borrar la liaba fite tú con un móvil…

    Lo más gracioso es que decian que lo hacian por mi bien; ante eso siempre les respondía, ¿y el día que me querais hacer la puñeta que me hareis?

    Un saludaso a todos todos, sí he repetío todos.

  10. marimonti
    Enviado el 18 junio 2010 a las 12:55 | Permalink

    Soy maestra y lo soy desde los 6 años que así lo decidí. Sólo quería ser MAESTRA.
    Al ser Logopeda y Pedagoga Terapéuta, trabajo con alumnos/as con necesidades educativas especiales o con aquellos que tienen cualquier tipo de problemas(autoestima baja, comprensión deficiente, familias desestructuradas, etc).
    Mi objetivo final es enseñarles a ser personas libres, críticas y a “aprender a aprender”.
    Mis alumnos sordos, cuando hablaban de mí, hacían mi seña de identidad, se tocaban los labios para indicar el rojo de mis labios(siempre los llevo así pintados), podríamos decir que ese era “mi mote”
    Muchos besos para todos y gracias por el programa.

  11. marimonti
    Enviado el 18 junio 2010 a las 13:23 | Permalink

    No puedo dejar de escribir la canción del Maestro:

    Tú me enseñaste a volar
    con alas de pajarillo
    cuando no era más que un niño
    sin miedo a la libertad.

    No envejecerás jamás
    amigo, hermano, maestro
    siempre como un Padre Nuestro
    en boca de algún chaval.

    Te han robado el corazón
    los muchachos de la escuela
    ellos pasan tú te quedas
    algo de tí llevarán

    Te han robado el corazón
    los muchachos de la escuela
    ellos pasan tú te quedas
    tú me enseñaste a volar

    Tú decidiste volar
    dejando crecer a todos
    cada cual tuvo su modo
    su sueño de libertad

    Nunca he podido olvidar
    aquella lección pequeña
    cada cual es lo que sueña
    sueña un poco cada cual

    Vas diciendo que alzarás
    el vuelo como un chiquillo
    hermano, maestro, amigo
    quédate un poquito más

    Siempre tendrás un lugar
    en mi corazón de niño
    compañero de camino
    tú me enseñaste a volar

    Gracias a todos mis maestros y profesores que creyeron en mí y me enseñaron a volar.

  12. Marco Ulpio
    Enviado el 18 junio 2010 a las 15:23 | Permalink

    Hoy, después de escuchar los gemidos que susurra el viento, no puedo pasar por alto la tristeza que me embarga el alma.
    Oigo lamentos escondidos tras las paredes de esa nuestra casa, de una despedida anunciada, después de que se apague tu Voz, en las postrimerías del próximo Viernes.
    Cuanto dolor, cuanta tristeza, si al final de todo lo intentado y deseado, termina por convertirse en un duelo de aquello a lo que amamos.
    Donde quedaremos Tu y yo mi querida y estimada Voz. Acaso terminaremos en el fondo de los trastos olvidados por la memoria, como si nada de lo vivido y expresado, hubiera sido no más que un hermoso sueño, del que hemos despertado.
    Pero yo, amada mía, me resisto firmemente a que esto se desvanezca, y me bato constantemente con el tiempo, intentando olvidarme, de que pronto llegará el momento, y que Tu y yo, andemos como almas errantes , en este mundanal convento.
    Es larga la misiva, más no puedo expresar todo lo que siento, pues aún cuando la pena me embarga el alma, mi corazón revienta por dentro, al saber que no escuchará los lamentos de Tus palabras en calma.
    No me alargo más mi querida y amada Voz, este es mi penúltimo beso, que pongo en pos del viento, para que en un corto momento, en tu frente se pose, como adornado elemento

  13. mamen
    Enviado el 18 junio 2010 a las 16:21 | Permalink

    Mi instituto es mi segunda casa, y aunque no corren buenos aires para los que nos dedicamos a la enseñanza, la inmensa mayoría se deja la piel en el día a día. Después de treinta años entre tizas y pupitres ya tengo alumnos que son hijos de antiguos alumnos, y más de uno agradece sinceramente nuestra labor.Al fin y al cabo, éso es lo que cuenta.
    Abrazos a todos.

  14. Carmela
    Enviado el 18 junio 2010 a las 18:12 | Permalink

    Siempre he sentido un profundo respeto hacia mis maestros primero y profesores después, supongo que también influirá el ser hija, nieta, sobrina y prima de docentes :) He tenido buenos maestros y profesores, están aquellos que calan hondo en una y los llevo siempre en el recuerdo… al día de hoy, aun trabajando, continúo perfilando mi formación- nunca es suficiente! jeje- y agradezco desde aquí con especial afecto a un profesor por todo los que me ha enseñado y las pinceladas que nos ha regalado para que sigamos buscando aprendiendo…
    Me sumo al agradecimiento, a todos mis profesores que me enseñaron tanto GRACIAS siempre.
    A vosotros besos y abrazos, sed felices ;)

  15. mamen
    Enviado el 18 junio 2010 a las 18:14 | Permalink

    Me temo que más de uno somos gente de letras. Lo siento por las mates, pero confieso como Sabina “incompatibilidad de caracteres”.

  16. Avi
    Enviado el 18 junio 2010 a las 18:23 | Permalink

    Pedro, tu único el único mote que tienes es el de: El profesor “wenagente”

    contigo aprendemos muchísimo y además lo pasamos bien.

    Un saludo ;)

    (y veremos como es el texto de Maria)

  17. Javier
    Enviado el 18 junio 2010 a las 18:39 | Permalink

    Pedro, eso de desvelar de quien vas a ser profesor el año que viene que es!?

    Bueno, Maria que casi me haces llorar con el texto eh?

    Saludos, Javier.

  18. Sandra
    Enviado el 18 junio 2010 a las 18:50 | Permalink

    A TI, MAESTRO

    A ti maestro, hombre o mujer, que vas dando
    entre libros, mesas y niños , tu vida.

    A ti, que diariamente renuevas tu ilusión de
    vivir, convirtiéndote en eterno soñador.

    A ti, que vas abriendo caminos
    mientras siembras la verdad a manos llenas,
    con la esperanza gozosa de la cosecha.

    A ti, que te dejas robar el corazón mientras
    enseñas a vivir, a soñar, a amar.

    A ti, que valoras las cosas pequeñas porque en
    ellas duermen grandes empresas
    y sublimes proyectos.

    A ti, que sabes amar, que sabes ser luz,
    que entiendes los secretos del corazón,
    que eres camino y senda para muchos.

    A ti, que llevas la luz en tus ojos, que tienes
    las manos abiertas para dar y acoger, que dices
    palabras llenas de mensajes.

    A ti, que sientes el paso de los años y ves que
    otros empujan llevando algo de ti.
    A ti, maestro.

    Recogido del libro “Gracias maestros” de J.C.López
    Dedicado a mis maestros,a “la Momo” y “al Chivo”,que me enseñaron a volar.A mis compañeros ,a mis alumnos que roban cada día mi corazón.A ti,maestro/a.
    Un saludo

  19. Avi
    Enviado el 18 junio 2010 a las 18:53 | Permalink

    Maria, me encanta el texto ;)

    estupendo

  20. francisco
    Enviado el 18 junio 2010 a las 19:08 | Permalink

    Todos hemos tenido un maestro en nuestras vidas, ya sea dentro o fuera de las aulas. Con el tiempo, el olor a tiza o a goma se pierde, pero eso es parte de la vida, quedarse con lo bueno y lo malo de nuestros maestros es un deber y como aplicarlo…fundamental para nuestro futuro, aunque sea incierto en algunas etapas de nuestras vidas.
    Una puerta se cierra pero otras se abrirán. No os preocupeis ya vendran tiempos mejores y aquí estaré la semana que viene a escuchar el último programa.

  21. rojadama
    Enviado el 19 junio 2010 a las 18:13 | Permalink

    Me apena mucho saber que el viernes proximo será el ultimo programa de los blogueros; espero y deseo que por lo menos en la red podamos encontrarte a ti y a toda la gran familia que viernes a viernes han hecho una delicia oirlos y leerlos. Os deseo mucha suerte, estaré pendiente de todos vosotros. Besos

  • Menú

  • Sobre este blog

    La Radio de los Blogueros es un programa que se emite todos los viernes en Punto Radio Sevilla, de 19.05 a 20.00h, y que puede escucharse en cualquier lugar del mundo a través de Internet. Tertulias, entrevistas, noticias y lectura de comentarios a tiempo real te esperan en este espacio ideado por Fernando G. Haldón y presentado por Teresa Puig. Únete al equipo de La Radio de los Blogueros, ¡te esperamos este viernes!.
  • Publicidad

  • Sala Cero